Más de 23 millones de pasajeros pasarán sus vacaciones este año a bordo de un barco

Viento en popa a todo lujo

Los cruceros más exclusivos recuperan el glamour de épocas pasadas y ofrecen travesías donde se cuida hasta el más mínimo detalle

El puerto de Hong Kong, con un barco tradicional y un crucero moderno.
El puerto de Hong Kong, con un barco tradicional y un crucero moderno.

Puede que muchos piensen que embarcarse en un crucero ha perdido el glamour que tenía en otras épocas, cuando era considerado el medio más exclusivo para desplazarse por el mundo. Lo cierto es que algunas navieras se han lanzado a recuperar el esplendor del pasado.

El turismo de crucero se mantiene al alza, no hay duda. No solo el más popular y asequible, también el de lujo y caro. Más de 23 millones de pasajeros se embarcarán este año para pasar sus vacaciones en el mar. Y se pondrán en funcionamiento 22 nuevos barcos, en los que se han invertido 3.555 millones de euros, según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

Actualmente conviven los barcos grandes, con capacidad para más de 6.000 pasajeros, con los de formato pequeño, muy exclusivos; los baratos y los caros.

El Caribe sigue siendo el rey, con casi un tercio de la cuota de mercado estimada para 2015. A la vez, cierto tipo de viajeros quieren ampliar horizontes. La industria está comprobando que aumentan los pasajeros que buscan experiencias distintas. Hay una tendencia hacia embarcaciones más sofisticadas y glamurosas, con más diseño, que evitan los puntos más turísticos y recalan en puertos pequeños y playas privadas.

Este año, 52 barcos de crucero pasearán a más de dos millones de turistas por los mares y puertos de Asia, y está aumentando la demanda de viajes temáticos o gastronómicos. Nuestras sugerencias empiezan con una vuelta al mundo...


Piscina del Silver Whisper.
Piscina del Silver Whisper.

El sueño del crucerista

Es una propuesta tentadora para la que es necesario disponer de tiempo y dinero. En la novela de Julio Verne, Phileas Fogg y su ayudante Jean Passepartout dieron la vuelta al mundo en 80 días a bordo de trenes, barcos, trineos e incluso elefantes. Hoy, navegar por todos los mares y océanos del planeta en un crucero de lujo requiere más de 100 días. Se suele zarpar en los primeros días de enero y la mayoría regresan en abril. Un viaje excepcional.

Hay muchas opciones. Por ejemplo, la compañía de cruceros de lujo Silversea propone una travesía de 115 días a bordo del Silver Whisper en la que se visitan 30 países y 50 puertos alrededor de los cinco continentes. Es un itinerario diseñado para complacer a aquellos viajeros que buscan conocer lugares exóticos y recónditos de una manera diferente.

Con solo 382 pasajeros a bordo, el Silver Whisper parte de Los Ángeles (Estados Unidos), navega por las aguas del sur del Pacífico para explorar las islas de la Polinesia Francesa, sigue hacia el oeste hasta alcanzar la costa australiana y después, al norte, llega al mar del Sur de China. A partir de ahí, el viaje prosigue hacia Vietnam, Tailandia, Singapur, Malasia y Sri Lanka, y cruza el Índico hacia las islas Seychelles.

A continuación, el barco hace un recorrido por algunos de los destinos más fascinantes de África, incluyendo Mombasa, Zanzíbar, Ciudad del Cabo, Walvis Bay y Dakar, y concluye con una relajada travesía hasta Fort Lauderdale, no sin antes hacer escala en las islas caribeñas de Santa Lucía, St. Barts y Puerto Rico.

Además, Silversea ofrece la opción de iniciar el viaje con una travesía precrucero por el canal de Panamá durante 17 días desde Fort Luderdale hasta Los Ángeles, o continuar, una vez finalizado, desde Fort Lauderdale a Nueva York (3 días) o Southampton (15 días). Desde 45.000 euros.

En los confines de la tierra

El Stella Australis y el Vía Australis son dos barcos de pasajeros que navegan por los canales patagónicos entre Punta Arenas (Chile) y Ushuaia (Argentina), un circuito realizado por cruceros Australis (www.australis.com).

Interior de un camarote con vistas al Amazonas peruano.
Interior de un camarote con vistas al Amazonas peruano.

El viaje comienza en la Patagonia Austral, en Punta Arenas, una población marcada por el viento, en la margen continental del estrecho de Magallanes. Es una travesía repleta de maravillas: grandes glaciares, bahías vírgenes, bosques naturales y comunidades de pingüinos y lobos marinos. Se atraviesa el estrecho de Magallanes (el paraje natural que divide las aguas frías del Pacífico de las del Atlántico), el cabo de Hornos (con intensos vientos y olas e imponentes icebergs), la isla Magdalena y el brazo noroeste del canal de Beagle. Espera Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y punto final de la aventura.

La travesía, de cuatro o cinco días, en ambos sentidos, se realiza entre los meses de septiembre y abril y su precio está en torno a los 1.000 euros.


Cruceros fluviales por el Amazonas peruano

Los ríos han sido uno de los primeros canales de comunicación desde la antigüedad. Ya sea el Nilo, el Danubio, el Mekong, el Ganges o el Yangtsé, la humanidad los ha utilizado para comerciar y comunicarse. Tras el auge de los cruceros marítimos, las compañías navieras han desarrollado los cruceros fluviales, que son relativamente nuevos y que, en cierta forma, han revolucionado el mundo del crucerismo. Son barcos más pequeños, más humanos, las escalas más frecuentes y largas, las travesías más cortas...

A bordo del Aqua o del Aria, dos lujosos cruceros de la compañía Aqua Expeditions (www.aquaexpeditions.com), el calor, la humedad y los mosquitos se olvidan por completo cuando, acomodados sobre un diván de la cubierta, los viajeros disfrutan de la mejor cocina peruana de la mano de los chefs más prestigiosos de Lima. La propuesta es de siete días, en una embarcación de lujo, por diferentes afluentes de este río a su paso por Perú, recorriendo reservas naturales, poblados locales y observando la extraordinaria fauna amazónica. Nuba comercializa los cruceros de Aqua Expeditions (www.nuba.net).

Galápagos, paraíso silvestre y virgen

Logitravel comercializa los barcos de la flota Silversea, el Silver Whisper y el Silver Shadow, que acogen a 382 privilegiados en una atmósfera lujosa. Estos dos buques ofrecen hoy el mejor cociente espacio/pasajero del mundo. Más de 300 miembros de la tripulación están a disposición de los viajeros las 24 horas del día para hacer inolvidable su estancia a bordo. El refinamiento y el servicio son las consignas: suites espaciosas, equipadas de muebles modernos y de materiales nobles, un centro termal considerado como el mejor balneario sobre el mar, un centro de fitness ultramoderno, una cocina excelente...

Las expediciones Silversea a las islas Galápagos son para los viajeros aventureros la oportunidad de descubrir un paraíso silvestre y virgen, considerado durante mucho tiempo como un laboratorio natural de la evolución. Disfrutar de cerca de la maravillosa y abundante fauna en las Galápagos (iguanas terrestres, tortugas gigantes, piqueros de patas azules y rojas, iguanas marinas, lobos marinos, pingüinos o los famosos pinzones de Darwin) es un privilegio. Desde 5.350 euros, ocho días.

Experiencia gastronómica

La embarcación Tere Moana navegando por la Polinesia.
La embarcación Tere Moana navegando por la Polinesia.

Oceania Cruises ha diseñado para 2015 un crucero donde el director ejecutivo de cocina de la compañía, Jacques Pépin, estará presente a bordo para realizar demostraciones culinarias en primera persona y para elaborar y supervisar personalmente la carta de menús. Pépin, un prestigioso chef francés, autor de varios libros de recetas y columnista gastronómico, es el encargado de la oferta culinaria de la naviera Oceania Cruises.

El Riviera partirá de Lisboa el próximo 7 de julio por el Mediterráneo para hacer una travesía que durará 11 días, visitando Gibraltar, algunos lugares del sur de España y Francia, Portofino, Livorno y, finalmente, Civitavecchia (Roma). La compañía también ofrece excursiones, denominadas Culinary Discovery Tours, para explorar la gastronomía local en cada puerto de escala durante el crucero, con visitas a mercados, productores, etc. Nautalia (www.nautaliaviajes.com), especializada en cruceros, comercializa los viajes de Oceania Cruises. El precio de la suite es de 4.779 euros.

El vino o el golf protagonizan también otras travesías temáticas. Pequeños puertos con encanto vinculados a experiencias gastronómicas serán los escenarios de Los Viajes del Vino 2015 de SeaDream Yatch Club, con visitas a los puertos deportivos más pintorescos del Mediterráneo en cruceros de cinco a nueve días. Cada travesía dedicada al vino proporciona a todos los pasajeros una agradable experiencia, que incluye catas en bodegas de algunas de las regiones que se visitan (www.seadream.com).

Solo para privilegiados

Paul Gauguin Cruises, especialista en cruceros por la Polinesia, también ofrece ahora, en su exclusivo barco Tere Moana, travesías por el Caribe y el Mediterráneo. Con una capacidad de hasta 90 pasajeros y 60 tripulantes, esta embarcación partirá el próximo 20 de marzo de Panamá hasta St. Maarten.

El Tere Moana ofrece dos opciones de restauración e incorpora cocina regional de cada destino. Por las tardes se puede disfrutar de un cóctel con música en vivo en Le Salon, relajarse en su spa o ir al gimnasio equipado con las máquinas más novedosas del mercado. En los puentes exteriores hay piscina, jacuzzi o camas balinesas. Precio: 4.733 euros más 400 euros de tasas. Ocho días.

Normas