En conjunto, las dos empresas poseen el 60% del mercado norteamericano y el 69% del europeo

Ball compra Rexam por 6.000 millones y se convierte en el rey de las latas

Ball compra Rexam por 6.000 millones y se convierte en el rey de las latas

La compañía de latas de bebidas estadounidense Ball ha anunciado este jueves su compromiso para comprar su rival británica Rexam por 6.900 millones de dólares, lo que equivale a 6.000 millones de euros. En conjunto, las dos empresas poseen el 60% del mercado norteamericano, el 69% del europeo y el 74% del brasileño, lo que podría acarrear problemas con las normas antimonopolio, según los analistas.

La fusión entre las dos mayores productoras mundiales de latas de bebidas –controlan el 20% del mercado mundial cada una– creará un gigante capaz de ser el proveedor único de un mismo cliente en diferentes mercados."Si quieres un proveedor global con precios globales, necesitas a Rexam más Ball, puesto que ni una ni otra son globales", ha aseverado Sandy Morris, analista de Jefferies & Co.

Asimismo, esta operación permitirá reducir los costes de almacenamiento y de transporte para los fabricantes, que están haciendo frente a unos recargos récord para obtener el aluminio, un metal cuyo precio se prevé llegue a su cénit a mediados de este año.

Debido a esta coyuntura, los analistas consideran que la oferta de Ball ha sido generosa, aunque las normas sobre la competencia amenazan con estropear el final feliz, frenando las ganancias en Bolsa. Mientras las acciones de Rexam subieron ayer un 6,05%, hasta 5,7 libras, los títulos de Ball perdían a media sesión de Wall Street más del 2%, llegando a intercambiarse a poco más de 75 dólares cada uno.

“Esta compra requiere el visto bueno de las autoridades encargadas de garantizar la competencia”, explicó Thomas Picherit, analista de AlphaValue. Por esta razón, el experto añadió que la firma deberá realizar “una gran cantidad de ventas de activos”. Una posibilidad que el presidente ejecutivo de Rexam, Graham Chipchase, se ha apresurado a descartar: "Si nos fijamos en los dos negocios combinados, se complementan mucho, superponiéndose menos de lo esperado", ha declarado. Por su parte, altos cargos de Ball han afirmado que es demasiado pronto para hablar de posibles ventas de activos.

La compañía estadounidense, que valora Rexam –con su deuda– en unos 7.300 millones de euros, financiará la operación mediante un crédito puente de unos 4.500 millones, una línea de crédito revolver de 2.600 millones y una ampliación de capital de unos 1.900 millones.

La británica declaró que sus actuales accionistas obtendrán 407 peniques en efectivo y 0,04 nuevas acciones de Ball por cada acción de Rexam. Esta última negoció cobrar a la estadounidense una comisión del 7% del importe de la compraventa –unos 400 millones de euros– si la operación no pasara las normas sobre la competencia.

Normas