El tráfico en sus autopistas españolas crece un 4% en enero

Abertis ve estable su negocio en España pese al revuelto escenario político

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, junto al director general Corporativo, José Aljaro.
El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, junto al director general Corporativo, José Aljaro.

Abertis confía lo suficiente en la solidez del sistema jurídico español y del negocio concesional como para no temer vaivenes en sus ingresos por la explotación de autopistas en este país (los ingresos en 2014 por autopistas en España han sido de 1.334 millones, un 4% más que en 2013). El consejero delegado del grupo, Francisco Reynés, destierra cualquier temor a los resultados en las urnas a finales de año y ha afirmado esta mañana, en la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados anuales, que "es importante garantizar la seguridad jurídica [del país] esté quien esté [al frente del Gobierno]". El propio Reynés ha reconocido que desde Abertis no se ha establecido contacto con la dirección de Podemos ni se ha tanteado su política en lo que concierne a las concesiones de infraestructuras: "Seguimos la actualidad, pero solo sabemos lo que leemos en los periódicos. Nosotros hablamos con las Administraciones y nos entendemos con ellas allí donde operamos".

En el mismo sentido, el de la estabilidad del negocio, el ejecutivo ha demandado una solución lo más rápida posible al rescate de las nueve autopistas en quiebra por la falta de tráfico y sobrecostes en expropiaciones y obras: "El problema está, en estos momentos, más en el lado de la banca que de las concesionarias, pero es preciso que la operación salga adelante por una simple cuestión de sanidad del sistema".

Otro punto candente para Abertis es el de la intención del Gobierno francés de congelar los peajes de las autopistas. Reynés ha asegurando al respecto que el acuerdo llegará "porque las dos partes, Gobierno y concesionarias, están interesadas en que se solucione". Sanef, firma controlada por Abertis, es el tercer operador del mercado galo, tras Vinci y Eiffage; su postura es de negociar. Las tarifas debían subir este año un 0,27% en Francia, lo que implica un "insignificante" impacto económico para Abertis, pero se trata, según el consejero delegado, de "hacer valer lo que dicen los contratos". Desde el punto de vista de la compañía española, el país vecino ofrece una seguridad jurídica "fuera de toda duda y hasta ahora ha estado cumpliendo escrupulosamente".

Resultados al alza

Francisco Reynés y José Aljaro, este último director general Corporativo y responsable del área financiera, han presentado esta mañana ante los medios unos resultados de 2014 jalonados por crecimientos en buena parte de las magnitudes: "Hemos cumplido los objetivos y en el caso del plan de eficiencia los hemos superado", ha valorado el consejero delegado del grupo de infraestructuras. Abertis ha elevado un 7% sus ingresos en 2014, hasta 4.889 millones; el ebitda mejora un 10%, alcanzando los 3.122 millones y dejando el margen bruto de explotación en el 64%, desde el 62% de 2013. En cuanto al beneficio neto, mejora un 6% y se coloca en 655 millones. "Somos un refugio para el inversor a largo plazo. Estamos centrados en el crecimiento y en la creación de valor y remuneración al accionista", ha dicho Reynés.

El negocio de autopistas, al que Abertis debe el 91% de los ingresos de explotación, presenta una evolución positiva del tráfico del 2,3%, destacando el comportamiento de las carreteras españolas de pago. Estas últimas, en lo que toca a Abertis, han mejorado un 2% en usuarios el año pasado, con un incremento del 7,9% en vehículos pesados y del 1,1% en ligeros. El año pasado por estas fechas la primera operadora de peajes del país hablaba de una caída del 5,2%; ahora señala una tendencia que se consolida al alza: "En diciembre de 2014 y enero de 2015 el tráfico en España crece al 4%, una tasa que no veíamos desde finales de 2005", ha subrayado José Aljaro. Ambos reconocen que "algo ha debido influir el abaratamiento del combustible". Preguntados sobre sus previsiones al respecto, Francisco Reynés, cree que el barril tardará mucho en recuperar los 100 dólares: "Vemos informes que sitúan el techo del precio entre 70 y 80 dólares en los próximos dos años, pero eso es difícil de trasladar al comportamiento del precio del combustible cuando este tiene una fuerta carga fiscal y hay unas elecciones a la vista".

Al margen de España, las autopistas francesas crecieron un 2,4% el pasado ejercicio, las de Chile un 4,8% y las de Brasil, un 3,1%. En estos dos últimos mercados Abertis reconoce un pinchazo en el tráfico de camiones: en Chile cae un 2,2% por el efecto de distintas huelgas y en Brasil lo hace un 1,9% por el parón económico. "Confiamos en que las cosas vayan mejor este año en Brasil, donde las Elecciones y el Mundial supusieron un parón. El PIB creció el año pasado un 0,1% y se espera que llegue al 0,5% este año", argumenta Aljaro.

Los directivos de la firma catalana han hecho hincapié esta mañana en el cumplimiento del primer programa de eficiencia, a través del que se ha conseguido un recorte de costes de 741 millones frente a los 570 millones del objetivo inicial. Para el segundo programa, puesto en marcha en el marco del nuevo plan estratégico 2015-2017, Abertis no prevé ajustes de empleo significativos: "El anterior plan se sostuvo sobre un rejuvenecimiento de la plantilla en España y el actual incidirá más en los últimos mercados incorporados a Abertis [Chile y Brasil]", ha recordado Francisco Reynés durante una intervención, en la que ha remarcado que los ingresos del grupo han mejorado un 4,5% anual entre 2010 y 2014, a pesar de la crisis, mientras el ebitda lo ha hecho a una tasa anual superior del 5,8% merced al citado plan de eficiencia.

En cuanto a la deuda, Abertis ha pasado de los 14.651 millones de 2010 a los 13.789 millones del cierre de 2014. Esto arroja un múltiplo de deuda neta frente a ebitda de 4,4 veces, desde las 5,8 veces de cuatro años atrás: "Nuestro apalancamiento financiero es razonable para el sector en que trabajamos y nos permite una estrategia de crecimiento selectivo". Todo ello tras cerrar en el periodo desinversiones por 4.600 millones e inversiones de 8.000 millones.

La operadora de aparcamientos Saba, el grupo de aeropuertos TBI o las participaciones en Atlantia, Brisa y Eutelsat han sido los principales activos con los que Abertis ha hecho caja. Por el contrario, las inversiones se han dirigido a la toma de OHL Brasil, hoy Arteris; las autopistas chilenas de OHL, la toma de control de Hispasat o la adquisición de torres de telefonía móvil en España e Italia.

 

 

Normas