Supondrá solo un 1% de sus ingresos globales

Venezuela desaparece de las cuentas de Telefónica

Sede de Telefónica
Sede de Telefónica

El ajuste realizado por Telefónica para hacer frente a la devaluación del bolívar va a tener una consecuencia clara: Venezuela desaparecerá prácticamente de las cuentas de la operadora española. La teleco dejó claro que el país suramericano apenas supondrá ya un 1% de sus ingresos globales.

 

Atrás quedan los tiempos en los que el país que preside Nicolás Maduro tenía un peso de mayor relevancia para la compañía. De hecho, en 2013, y a pesar de que se había hecho el primer gran ajuste por las devaluaciones del bolívar, Venezuela aportó más del 6% de los ingresos de Telefónica. El país era el tercer mercado de Latinoamérica en aportación de ingresos, casi a la altura de Argentina, y por delante de Chile, Perú, Colombia y México. Ahora, ha quedado casi a la altura de Ecuador, a pesar de tener la mitad de clientes.

Y todo a pesar de que en términos operativos, la evolución de Telefónica Venezuela había sido positiva. Entre enero y septiembre, la operadora registró en el país unos ingresos de 1.808 millones de euros, un 28,3% más en términos de moneda local.

Pero la devaluación del bolívar parece haber arrasado con todo. La decisión de Telefónica de cambiar de forma voluntaria el tipo de cambio que aplica en Venezuela ha supuesto un impacto negativo en sus activos netos de 2.840 millones de euros, con una reducción de los activos financieros netos denominados en bolívares fuertes de 1.231 millones. Telefónica, que no ha podido repatriar dividendos en los últimos años por el bloqueo adoptado por el Gobierno, llegó a tener en caja más de 3.000 millones de euros. Ahora la posición de caja del grupo en Venezuela ha quedado en 390 millones equivalentes. Además, la aplicación del nuevo tipo de cambio tiene un impacto negativo de 399 millones en los beneficios y de 915 millones en el oibda.

La decisión de Telefónica provocó ayer cierta agitación en los mercados. Las acciones de la teleco llegaron a caer cerca de un 2% por la mañana. No obstante, cerraron la sesión sin apenas cambios. Los títulos de Telefónica acumulan una revalorización del 10% desde principios de año.

Parece que en el mercado ya se descontaba un movimiento de estas características. Así, Banco Santander indicó que los inversores ya han descontado el riesgo de Venezuela y “tras este cambio consideramos que este riesgo se ha reducido significativamente”. A su vez, Banco Sabadell indicó que va a valorar el activo venezolano a cero hasta que mejore la situación macroeconómica en el país. Estos analistas destacan que la deuda financiera neta pasaría de 42.861 a 44.092 millones de euros, si bien dejan claro que el incremento de deuda y la mayor tensión en los ratios financieros se verían más que compensados con la venta de O2 a Hutchison Whampoa.

En esta línea, N+1 destacó que los resultados reportados de Venezuela han sido insignificantes para el grupo en los últimos tiempos porque la tasa oficial de cambio no era realmente efectiva puesto que Telefónica no podía acceder a la posición de caja neta, dado que no era posible la repatriación de dividendos.

Lo cierto es que Telefónica ha eliminado una de las mayores incertidumbres que planeaban sobre el grupo. De hecho, Venezuela siempre figuraba en la lista de riesgos a corto plazo. Ahora empieza un capítulo nuevo en el país. Telefónica reiteró este lunes que mantiene su compromiso con Venezuela y confirmó el lanzamiento próximamente de los servicios de 4G. José María Álvarez-Pallete, consejero delegado, dijo en noviembre que la teleco seguiría invirtiendo en redes ante la imposibilidad de repatriar dividendos. Ahora habrá que ver cuál es el tamaño de la apuesta.

 

Normas