La multinacional reconoce que el impacto en el Oibda será de 915 millones
La sede de Telefónica en Caracas.
La sede de Telefónica en Caracas.

Telefónica pierde 399 millones de beneficio por la devaluación en Venezuela

La compañía reconoce un impacto negativo en sus activos de 2.840 millones

El peso del país latinoamericano en los ingresos del grupo cae al 1%, frente al 6% de 2013

Nuevo ajuste de Telefónica en Venezuela. La compañía ha decidido cambiar de forma voluntaria el tipo de cambio que aplica en Venezuela pasando de los valores de SICAD I, utilizados hasta ahora, a valores SICAD II. Es decir, se pasa de un tipo de 12 VEF a 50 VEF. De esta forma, a lo largo del 2014, el tipo cambiario aplicado por Telefónica en Venezuela ha pasado de 6,30 (al cierre 2013) a 50 bolívares fuertes por dólar.

La decisión adoptada supone un impacto negativo en los activos netos del Grupo Telefónica en Venezuela de aproximadamente 2.840 millones de euros. De igual forma, implica una reducción de los activos financieros netos denominados en bolívares fuertes de 1.231 millones.

A su vez, en la cuenta de resultados, la aplicación del nuevo tipo de cambio reduce el beneficio antes de depreciaciones ya amortizaciones (Oibda) y el resultado neto del ejercicio 2014 en 915 y 399 millones de euros, respectivamente.

Asimismo, la posición de caja del grupo en Venezuela se sitúa a cierre de 2014 en 390 millones de euros equivalentes. Además, el nuevo ajuste cambiario fija el peso de Venezuela sobre los ingresos del Grupo en el entorno del 1% (aproximadamente cinco puntos porcentuales menos que su contribución en 2013.

Con este movimiento, Telefónica ha tratado de eliminar la incertidumbre generada en el país. De esta forma, ha aclarado uno de los riesgos a corto plazo del grupo.

La empresa ha aplicado principios de ortodoxia financiera, al adoptar el tipo de cambio más representativo de los vigentes en el país en los estados financieros consolidados correspondientes al propio ejercicio de 2014.

Según la operadora, la decisión está en línea con lo realizado por otras compañías internacionales, especialmente norteamericanas, con intereses en Venezuela que han realizado el ajuste cambiario a 50 VEF, como Kimberly Clark, Schlumberger o Praxair, o que tienen previsto ya el impacto que tendría en sus libros, como Ford Motor o Pepsi Co.

En cualquier caso, Telefónica ha precisado que los citados ajustes no afectan a los planes de inversión en el país. La operadora ha insistido en que mantiene su compromiso con el desarrollo de las telecomunicaciones en Venezuela. De hecho, próximamente se lanzará el servicio de móvil 4G, tras la reciente adjudicación de espectro.

Normas