Contrata expertos del sector del automóvil

Un coche, ¿próximo dispositivo de Apple?

Sistema CarPlay de Apple presentado en junio de 2014 en California.
Sistema CarPlay de Apple presentado en junio de 2014 en California.

Apple está contratando a expertos del sector de la automoción para trabajar en un nuevo y secreto laboratorio de la multinacional en Silicon Valley para diseñar un automóvil. Según el diario Financial Times, Steve Zadesky, que lleva trabajando en Apple 16 años en el desarrollo de los iPod y iPhone, sería la persona al frente de la nueva unidad de la compañía, de acuerdo a fuentes cercanas a la empresa. El periódico precisa que el nuevo laboratorio habría sido creado a finales del pasado año y que en cualquier caso harían falta años para que el nuevo producto fuera realidad, y que al igual que otros proyectos de Apple podría no ver la luz nunca.

También el diario The Wall Street Journal ha informado sobre los supuestos planes automovilísticos de Apple. El diario estadounidense, aludiendo a fuentes no identificadas, publicó el viernes que Apple se refiere a los trabajos encaminados a la creación de un automóvil eléctrico como Proyecto Titán. La compañía creada por Steve Jobs no ha querido comentar las informaciones publicadas.

Reuters ha informado el sábado, aludiendo a fuentes no identificadas, que Apple estaría interesada en fabricar un coche eléctrico autónomo. La compañía, según las fuentes consultadas por la agencia, está recopilando consejos sobre las piezas y los métodos de producción, y no estaría interesada en la tecnología del motor de combustión o métodos de fabricación convencionales.

Competencia con Google

Tanto Apple como otras compañías tecnológicas están ya de algún modo presentes en la industria del automóvil. Apple y Google lanzaron el pasado año sus plataformas aplicables al automóvil, que suponen el aprovechamiento de la tecnología de la telefonía móvil e internet a la conducción. Apple cuenta con CarPlay y Google con Android Auto. Ambas compañías negocian con decenas de fabricantes de automóviles para incluir sus tecnologías en los coches.

Según datos de la consultora especializada en automoción SBD y del GSMA (Groupe Speciale Mobile Association) el 90% de los vehículos que salgan al mercado hasta 2020 contarán con algún elemento de conectividad. Estas novedades supondrán un mercado valorado en 39.000 millones de euros en 2018, un 300% más de los 13.000 millones que movió en 2012.

Google anunció a mediados del pasado año un prototipo de coche autónomo, que no precisa la interacción humana para la conducción. Anteriormente la compañía había mostrado proyectos de conducción autónoma en conjunto con Toyota, en modelos Prius adaptados. La propuesta de Google es un vehículo de dimensiones reducidas. Los coches de Google no tienen pedales, volante ni, obviamente, asiento del conductor. Los prototipos que ha construido el gigante tecnológico a través de acuerdos con distitnas compañías tienen capacidad para dos pasajeros, según desveló en mayo el cofundador de la empresa Sergei Brin en una conferencia en California.

Normas