En empresas del grupo

CaixaBank ofrece recolocar a 200 empleados de Barclays

CaixaBank ha ofrecido hoy a los sindicatos recolocar a 200 empleados de Barclays en oficinas en Cataluña o bien en empresas de este grupo bancario, un avance que los sindicatos siguen considerando insuficiente para alcanzar un acuerdo por el ERE.

Esta es la principal novedad de la reunión mantenida hoy entre la dirección de esta filial de CaixaBank y los sindicatos de Barclays para negociar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 1.120 empleados del banco británico en España, lo que supone aproximadamente la mitad de la plantilla.

Aunque CaixaBank sigue sin rebajar la cifra total de afectados, ofrece recolocar a 130 empleados en su red comercial minorista para cubrir vacantes en las oficinas en Cataluña, según han informado CC OO y UGT.

Propone a su vez que 70 personas más (50 de ellas en Madrid y otras 20 en Barcelona) pasen a trabajar para empresas del grupo como Finconsum, CaixaRenting, CaixaCard, InverCaixa o bien para GDS Cusa -dedicada a la gestión de morosos- o Silk -sociedad de servicios informáticos de La Caixa-.

Estas personas cobrarían 20 días por año trabajado, con un límite de 12 mensualidades, como indemnización por dejar de trabajar para Barclays antes de incorporarse a estos nuevos puestos.

Además, CaixaBank ha abierto la puerta a analizar más recolocaciones en empresas participadas por ella, aunque no ha entrado en detalles.

CaixaBank también mantiene su oferta de recolocar a otras 150 personas en terceras empresas, 100 de ellas en la Comunidad de Madrid, y garantiza que colocará a un 90 % de estos empleados en un plazo de seis meses y que tendrán un contrato de al menos cuatro meses de duración.

Al igual que en el caso anterior, si el afectado acaba siendo contratado por otra empresa, acabaría cobrando la indemnización mínima legal.

Por otra parte, CaixaBank sigue manteniendo la posibilidad de prejubilar a los mayores de 53 años, un colectivo formado por unos 200 trabajadores.

Para el resto de los afectados, CaixaBank ofrece una indemnización equivalente a 30 días por año trabajado, con un límite de 22 mensualidades, y ha elevado el tope máximo de indemnización de los 200.000 a los 220.000 euros.

En un comunicado, los sindicatos aseguran que con estas condiciones es “imposible” alcanzar un acuerdo, ya que les parece “absolutamente irresponsable e irrespetuoso” que durante todo el período de negociación la dirección de CaixaBank haya mostrado un avance “tan ridículo” en las medidas planteadas.

CC OO y UGT exigen que se reduzca “de forma significativa” el número de afectados por el despido colectivo y que todas las salidas de la empresa tengan carácter voluntario.

Por ello que reclaman que se incrementen las indemnizaciones y que se apliquen otras medidas como excedencias voluntarias incentivadas o suspensiones de contrato.

De no ser así, ven “muy difícil” llegar a un acuerdo, teniendo en cuenta que la plantilla de Barclays es joven, tras sufrir ya dos expedientes de regulación de empleo.

 

Normas