Lutz Pathfinder es como se llama el primero coche sin conductor que ha sido mostrado en Reino Unido
Echa a rodar el primer coche autónomo en Europa: Lutz Pathfinder

Echa a rodar el primer coche autónomo en Europa: Lutz Pathfinder

El primer coche autónomo del Reino Unido se ha dado a conocer el mismo día que las autoridades del país han dado vía libre para que los coches sin conductor puedan circular, de momento, por ciertas carreteras con la circulación controlada.

El Lutz Pathfinder que así es cómo ha sido llamado, tiene un diseño futurista con una decoración patriótrica y parece salido de una película de ciencia ficción. Aunque es el primer prototipo, se esperan lanzar 40 unidades a final de año que serán fabricados por el grupo RDM pero que forma parte de la iniciativa liderada por el gobierno Autodrive en la que se han gastado más de 25 millones de euros en poner el proyecto en circulación.

Este tipo de coches autónomos han sido pensados para recorrer distancias cortas, que ayudarán a desplazarse a compradores, gente mayor o con dificultades de movimiento, o para ayudar a transportar pequeñas mercancías a turistas.

Por eso que el Pathfinder tendrá una autonomía de aproximadamente unos 65 kilómetros que le permitirá circular de manera continua unas 8 horas sin sobre pasar los 24 km/h. Se tratan de unos vehículos eléctricos y autónomos que sin duda miran por la contaminación de las grandes urbes inglesas cómo Greenwich que es donde se ha mostrado el primer prototipo.

Este tipo de coches autónomos que no requieren de conductor van a forzar a cambiar algunos aspectos tanto del código de circulación como de la ITV, aunque según ha confirmado el gobierno, esto no se producirá hasta el verano de 2017.

El proyecto cuenta con el respaldo de grandes fabricantes de automóviles como Jaguar, Land Rover y Ford y una gran tecnología detrás de ellos desarrollada por el Grupo Mobile Robotics de la Universidad de Oxford.

El Pathfinder contará con más de 22 sensores que determinarán con gran exactitud todo lo que tienen a su alrededor y que además contarán con el apoyo de varias cámaras panorámicas y unos sistemas láser y radares que dibujarán el entorno del coche con todas las garantías y rapidez para que se pueda desenvolver de una manera ágil y segura.

Esta medida del gobierno inglés tiene como objetivo poner a Gran Bretaña como el país de referencia para el desarrollo de la tecnología de los vehículos sin conductor y de momento parece que esta inversión en la conducción autónoma ya se ha ganado el interés mundial, puesto que se ha dado el caso de que incluso una empresa china haya expresado su interés en pedir 3000 unidades de este tipo de vehículos sin conductor.

Normas