Nigeria sienta las bases para ser un país de oportunidades

El estancamiento de las economías occidentales ha hecho regresar a su país a miles de jóvenes nigerianos, que buscan financiación para iniciar sus propias startups y hacer que ese mercado emergente alcance relevancia mundial.

Nigeria y sus fuentes de financiación

Adaptación del texto publicado por Tosin Taiwo, emprendedor y profesional de recursos humanos, en Ventures Africa.

"Cuando te inicias en el emprendimiento por primera vez, la principal fuente de financiación debería provenir de amigos, familiares o de tus ahorros personales, antes de buscar inversores privados o fondos de capital riesgo", afirma Ozioma Obiaka, uno de los directores de TalentBase, un servicio de software de recursos humanos y contabilidad con sede en Lagos.

Ozioma forma parte de una creciente oleada de nigerianos que han regresado a Nigeria después de varios años de estudios y trabajo por diferentes puntos del mundo. La razón de este retorno ha sido la tendencia positiva a nivel macroeconómico de las economías emergentes, y el estancamiento económico de Occidente.

Mientras que muchos de estos repatriados han encontrado oportunidades en sectores profesionales emergentes, como la banca de inversión y empresas de asesoría, un reciente estudio sobre Nigeria, realizado por el Global McKinsey Institute (Nigeria’s Renewal, julio de 2014), revela que en este país se está desarrollando una amplia categoría de consumidores que se estima llegarán a sumar unos 160 millones para 2030, y cuyo gasto discrecional se triplicará hasta casi un millón de billones.

El cofundador de Easy Taxi Nigeria, Bankole Cardoso, que también ha regresado a Nigeria, se muestra especialmente optimista en cuanto a la nueva situación del país: "El mercado nigeriano ha experimentado un desarrollo y actualmente ofrece oportunidades que no se encuentran en Occidente. El alto índice de población juvenil está haciendo crecer la economía de Nigeria y en los próximos 20 años se situará entre una de los mayores del mundo”.

Son muchos los jóvenes que reúnen los requisitos para poner en marcha sus startups: ideas emprendedoras, capital procedente de amigos y familiares, el conocimiento/acceso a la incipiente red de incubadoras nigerianas de startup, a inversores ángeles y a capital de riesgo. Sin embargo, según comenta Ozioma: "Normalmente todas estas fuentes de financiación desean poder constatar algún tipo de progreso antes de comprometer su capital en cualquier proyecto empresarial".

Incubadoras de Startup

Se trata por lo general de programas de colaboración dirigidos por entidades tanto públicas como privadas, destinados a ayudar a las empresas en fase inicial, proporcionando lugares de trabajo, una financiación inicial, formación y tutoría. Algunas de estas incubadoras nigerianas son: Co-Creación Hub, Tony Elumelu Entrepreneurship Program (TEEP), y Wennovation Hub.

Inversores Ángel

Se tarta de particulares con buena situación económica, que aportan el capital para la creación de startups, por lo general a cambio de acciones en propiedad o deuda convertible. Y estos inversores privados también tienden a colaborar entre sí a través del networking. Estas redes sociales de inversores ángeles, que a veces se asocian con incubadoras, permiten que se utilicen los recursos en común, con el fin de ayudar a los aspirantes a empresarios. En Nigeria entre este tipo de inversores se encuentran: Opeyemi Awoyemi - cofundador en Jobberman e inversor en Cashenvoy y Chika Nwobi - Fundador de 440.ng, inversor en Jobberman. Una red de inversores ángel emergente la forma Lagos Angel Network (LAN), una iniciativa de la Wennovation Hub.

Capital de riesgo

El capital de riesgo es el dinero que aportan los inversores a las empresas en fase de inicio y pequeños negocios con alto potencial de crecimiento. La mayoría del capital de riesgo proviene de grupos de inversores privados acomodados, bancos de inversión y otras instituciones financieras. Todos estos grupos ponen en común sus recursos a través de asociaciones conocidas como empresas de capital riesgo.

Una de las diferencias clave entre el capital riesgo y la financiación ángel es que el capital riesgo es posiblemente más adecuado para empresas en fase inicial que ya hayan recibido financiación ángel, pero que requieran una importante inyección de fondos para impulsar su crecimiento.

Otras dos diferencias entre el capital riesgo y la financiación ángel son:

  • Los capitalistas de riesgo con frecuencia exigen formar parte del consejo de administración, y por tanto se requiere la formación del mismo, consiguiendo así una participación en las decisiones importantes de la empresa.
  • Los capitalistas de riesgo llevan a cabo una diligencia muy prolongada antes de decidir invertir en una empresa - a veces de seis meses o más.

Algunas empresas de capital riesgo con intereses nigerianos son Adlevo Capital y EchoVC Partners.

Gobierno y otras fuentes de financiación

Para la gran mayoría de nigerianos que no pueden iniciar un negocio debido a la falta de fondos o de capital por parte de amigos/familia, las mejores opciones para la puesta en marcha son los préstamos bancarios y el capital procedente de iniciativas del gobierno destinadas a financiar a las PYME. Entre este tipo de ayudas gubernamentales se incluyen Enterprise Graduate Empowerment Scheme, financiado por el Banco Empresarial de Nigeria, Youth Employment in Agriculture Programme (YEAP), y Youth Enterprise With Innovation in Nigeria (YOUWIN).

En cuanto a los préstamos bancarios, no cuentan normalmente con un fácil acceso para el nigeriano de a pie. "Básicamente no se reciben préstamos. Y con suerte, las tasas de interés establecidas por los bancos rondan el treinta por ciento", declara Olubunmi Asaolu, Jefe de Investigación de capital en FBN Capital. Cuando esto lo sumamos a otros gastos, como es el de consumo de combustible, estos créditos bancarios, si es que se consiguen, constituyen un gran obstáculo para los emprendedores nigerianos en su lucha por recaudar capital para sus startups. Por otra parte, las iniciativas del gobierno, aunque sean una ayuda, a menudo no son tan escalables o tan suficientemente eficientes en el desembolso de los fondos como dicen ser.

El ranking Doing Business 2015, del World Bank, revela los siguientes resultados en cuanto a las facilidades en la obtención financiación para un negocio en Nigeria: en la valoración de unas 170 de las 189 economías encuestadas, la obtención de crédito ocuparía el puesto 52, y el inicio de un negocio la posición 129.

Aunque las nuevas vías de capital inicial sean beneficiosas y estén creciendo en número, sin embargo, para que puedan ser verdaderamente provechosas, son necesarios programas gubernamentales más eficaces para las PYME , junto con préstamos bancarios a intereses más bajos. Las asociaciones empresariales entre los bancos y el gobierno, en donde se promueve la formación y educación en empresas, y, por consiguiente, se reduce el riesgo para los bancos al conceder capital inicial, es un comienzo. Todas las partes tienen un papel que desempeñar, y va a depender del grado de apoyo que cada vez más nigerianos puedan desarrollar su potencial emprendedor.

Normas