Así son las casas más vendidas

Se compra piso usado, de precio libre, 97 metros y con vistas al mar

La compra de viviendas fue el año pasado un síntoma más del inicio de la recuperación de la economía global. De hecho, la mayor inversión que realizan los hogares a lo largo de su vida solo se reactiva cuando éstos perciben que su nivel de ingresos será estable y constante a medio plazo y, si necesitan financiación, tienen acceso al crédito.

Y esas son, en opinión de todos los expertos, las dos variables (empleo y financiación) que volvieron a funcionar en 2014 tras años de durísima crisis y apatía de la escasa demanda solvente. Según las cifras publicadas esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), elaboradas con los datos que constan en los registros de la propiedad, el año pasado se vendieron un total de 319.389 viviendas, lo que representa un 2,2% más que en 2013 y la primera subida desde 2010.

Compraventa de viviendas en España en 2014

El 89,7% de las viviendas que se compraron fueron de precio libre, frente al 10,3% restante que correspondió a pisos de protección oficial (VPO). Las primeras supusieron un incremento en sus ventas del 3,2%, mientras la vivienda protegida prosiguió con su declive particular, al registrar otro retroceso del 6,2% anual.

Otro dato destacado que se deduce de los datos de Estadística es cómo la vivienda usada ha ido ganando protagonismo de manera progresiva e imparable a lo largo de la crisis. Así, mientras lo habitual en pleno boom había sido que casi se vendieran tantas casas nuevas como de segunda mano, el año pasado apenas el 37,4% de las casas vendidas fueron de nueva construcción, frente al 62,6% que fueron usadas. Y de nuevo, mientras las primeras disminuyeron un 16,9%, el volumen de casas de segunda mano vendidas en 2014 experimentó un alza de nada menos que el 18,4% sobre el año anterior.

Tipología y superficie

En cuanto a los territorios donde se contabilizaron más transacciones de viviendas, el INE lo cuantifica de dos maneras. La primera explotando sencillamente los datos de los registros de la propiedad de cada comunidad autónoma y también mide el volumen de operaciones por cada 100.000 habitantes.

Así, las regiones con mayor actividad fueron la Comunidad Valenciana, con 1.182 compraventas por cada 100.000 habitantes, en concreto,  seguida de las Islas Baleares, con 1.043 y Canarias, con 1.015. En términos absolutos, Baleares, Navarra, Canarias, País Vasco y Madrid fueron las cinco autonomías que protagonizaron los mayores incrementos de las ventas inmobiliarias.

Con todos estos datos estadísticos, más los proporcionados por Tinsa a CincoDías acerca de la tipología y la superficie de las viviendas tipo más vendidas el año pasado, puede concluirse que el perfil de esa casa sería el de un piso o vivienda plurifamiliar (que representa el 67% del mercado) de renta o precio libre, usada, con una superficie media de 97 metros cuadrados y, en muchos casos, con vistas al mar. Este perfil tipo de vivienda de 97 metros cuadrados destaca sobre todo en la Comunidad Valenciana, que fue una de las regiones que registró mayor actividad de compraventa.

La información facilitada por la tasadora también muestra que el precio medio que habría alcanzado este prototipo de piso más vendido sería de 136.212 euros, lo que representa una depreciación acumulada del 38% respecto a los precios medios alcanzados por las viviendas tipo en 2007, año en el que los inmuebles marcaron sus máximos. Tinsa estima que la hipoteca media contratada el año pasado fue de 100.782 euros, también un 32,3% inferior a la que se suscribía en los años del boom.