Suponen más del 21% del total de usuarios de banda ancha de la teleco

Telefónica cierra 2014 con cerca de 1,3 millones de clientes de fibra

La empresa aceleró durante el año el proceso de migración del ADSL a la fibra

Logotipo de Telefónica en su sede del Distrito C de Las Tablas, al norte de Madrid.
Logotipo de Telefónica en su sede del Distrito C de Las Tablas, al norte de Madrid.

Telefónica mantuvo durante el pasado año su avance en el negocio de las redes de fibra óptica en el mercado español. Así, la compañía que dirige Luis Miguel Gilpérez cerró el ejercicio de 2014 con cerca de 1,3 millones de clientes en este ámbito, tras captar algo más de 700.000 nuevos usuarios a lo largo del año.

En términos de cobertura, la operadora concluyó 2014 con 10 millones de unidades inmobiliarias pasadas con su red, en línea con los objetivos establecidos por la empresa (el grupo amplió sus estimaciones puesto que a principios de 2014, el objetivo era llegar a 7,1 millones de hogares). Lo cierto es que Telefónica mantuvo un agresivo ritmo de despliegue, y es que a final de diciembre de 2013, la red apenas alcanzaba los 3,5 millones de hogares pasados. Desde Telefónica no se quisieron hacer comentarios, remitiéndose a la presentación de los resultados de 2014, que tendrá lugar el 25 de febrero.

Ahora las dudas sobre los despliegues se mantienen por la crisis abierta entre la empresa y la CNMC, por la nueva regulación de los mercados de banda ancha fija, en la que el regulador propone que se obligue a Telefónica a abrir su red de fibra a los competidores, con excepción de nueve grandes ciudades, incluidas Madrid y Barcelona. Con anterioridad, la intención de la teleco pasaba por alcanzar los 20 millones de hogares con su red en 2017.

En cualquier caso, Telefónica ha mantenido en los últimos meses el ritmo de transformación industrial de sus infraestructuras en España. Al menos así parecen mostrarlo las últimas cifras publicadas por la propia CNMC, correspondientes al mes de noviembre. En este caso, la operadora concluyó dicho mes con más de 1,23 millones de clientes de fibra óptica, con una ganancia hasta dicho mes de 640.000 usuarios. Por el contrario, el número de clientes de ADSL de Movistar pasó en ese mismo periodo de 5,11 a 4,50 millones.

Esta evolución supone una aceleración en el cambio de la estructura de la cartera de clientes de banda ancha de Telefónica. Y es que, a finales de noviembre los clientes de fibra ya suponían el 21,6% del total de los usuarios de banda ancha de la compañía, muy por encima del 10,43% alcanzado a la conclusión de 2013. Es decir, prácticamente se había duplicado en apenas 11 meses.

En este sentido, a lo largo de 2014, el ritmo de captación de clientes de fibra por parte de la operadora mantuvo la tendencia de crecimiento en la mayoría de los meses. El mejor mes del año, según el ranking elaborado por la CNMC, fue octubre, con la incorporación de cerca de 91.000 nuevos usuarios en este segmento. En noviembre captó en torno a 79.000, por 78.000 en septiembre y 75.000 en julio.

La operadora se ha visto favorecida en este proceso de migración por la intensa actividad comercial aplicada con el lanzamiento de nuevas ofertas convergentes bajo el paraguas de Fusión, que incluían el acceso a la fibra.