Presentación de la Cámara de Comercio de España

Felipe VI insta a las empresas y a los jóvenes “a salir al exterior”

El Rey Felipe VI presidió ayer la puesta de largo de la Cámara de Comercio de España. Al acto, acudieron los titulares de Fomento e Industria, Ana Pastor y José Manuel Soria (en la imagen), la vicepresidenta de la Cámara, Ana Patricia Botín, y un nutrido grupo de grandes empresarios, como Florentino Pérez (ACS), Antonio Brufau (Repsol) o Dimas Gimeno (El Corté Ingles).
El Rey Felipe VI presidió ayer la puesta de largo de la Cámara de Comercio de España. Al acto, acudieron los titulares de Fomento e Industria, Ana Pastor y José Manuel Soria (en la imagen), la vicepresidenta de la Cámara, Ana Patricia Botín, y un nutrido grupo de grandes empresarios, como Florentino Pérez (ACS), Antonio Brufau (Repsol) o Dimas Gimeno (El Corté Ingles).

Este organismo ya tuvo una puesta de largo en el Ministerio de Economía, a la que acudió una nutrida representación de grandes empresarios, pero a la que no pudo asistir el rey Felipe VI. Ayer, sí lo pudo hacer en el acto institucional celebrado en un hotel de Madrid. “La nueva Cámara de Comercio nace con la misión de defender el interés general y con todos los elementos necesarios para conseguir los fines específicos para los que ha sido creada. Por ello, estoy seguro de que esta institución se convertirá en un foro fundamental en el que se propondrán y debatirán importantes iniciativas económicas”, señaló tras asegurar, además, que la Cámara nace con un “excelente” equipo humano y una experiencia que le será de utilidad para afrontar los nuevos desafíos.

En su opinión, la Cámara destinada a hacer una contribución “muy valiosa” en numerosos campos como la internacionalización, la competitividad o la ayuda a las pymes y autónomos. Respecto al primero, Felipe VI recordó que la globalización sigue ampliando sus efectos y aseguró que el progreso económico del país y el futuro de las jóvenes generaciones dependerá en gran medida de cómo se aborde este reto. “Es imprescindible que las empresas salgan al exterior y sean conscientes de que su futuro pasa por la apertura a los mercados exteriores. Estas deberán internacionalizarse con gran esfuerzo para hacerlo mejor que sus competidoras, ya que el mundo está lleno de empresas muy eficientes”, remarcó, En este punto, Don Felipe resaltó también la necesidad de que los jóvenes sean capaces de trabajar en idiomas extranjeros, para lo que deben contar con una experiencia educativa y laboral internacional. A su juicio, éste es un reto difícil en el que la Cámara debe desempeñar un papel “muy significativo”.

Defensa del empresario

Por su parte, el presidente de la nueva Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, reivindicó el papel del empresario en España como generador de riqueza y de empleo, aunque reconoció que existen algunos casos “poco ejemplarizantes y dignos de censura”.