Caída de los autónomos económicamente dependientes

La mayor parte de ellos solo tienen un cliente

Caída de los autónomos económicamente dependientes
EFE

El número de autónomos económicamente dependientes cayó en el año 2014 un 2,7%, según datos estimados de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). En concreto la disminución fue de 7.200 trabajadores, una cifra que contrasta con el incremento del 2,1%, o lo que es lo mismo de la suma de 42.500 trabajadores del conjunto del colectivo de autónomos sin asalariados en ese mismo periodo.

Según UPTA, basándose en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), al final el cuarto trimestre de 2014 el número de trabajadores autónomos económicamente dependientes era de 258.000. Esta cifra constituye el 12,5% de profesionales por cuenta propia que no tienen trabajadores asalariados a su cargo y que manifiestan tener un único cliente o un cliente casi en exclusiva.

El dato está muy por encima de los datos del Servicio Público de Empleo de TRADES, que especifica que esta cifra durante el año 2014 fue menor a 16.000 trabajadores. La diferencia, para UPTA, demuestra que los trabajadores no pueden “hacer uso de la cobertura que les ofrece la figura del TRADE en la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo” así como que “muchas empresas no quieren firmar ni registrar estos contratos”.

Esta organización también ha comparado la evolución de 2014 con las cifras obtenidas en años anteriores y ha subrayado que el pasado ejercicio supone un dato “que invita a la reflexión y que manifiesta una ruptura en la tendencia de crecimiento”. Así, en 2012 aumentaron un 4,7% y en 2013 un 8%.

Así, para el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, este hecho supone que en ningún caso se puede afirmar que los autónomos dependientes estén sustituyendo a los trabajadores asalariados, como a veces de forma ostensible se viene afirmando”. De igual modo desde esta organización han pedido al gobierno que estudie alguna modificación en la Ley con el objetivo “de flexibilizar las condiciones de acceso a esta figura laboral”.

Mayoría de clientes únicos

El estudio llevado a cabo por UPTA también señala que del conjunto de estos trabajadores más de seis de cada diez reconocen tener un único cliente. De igual manera, el 34% señala que tienen una relación con un cliente prácticamente en exclusiva.

De igual modo, este colectivo disminuye a medida que cierra el año en concreto, un 3% (5.300 trabajadores). Lo mismo sucede con los TRADES con un cliente en exclusiva, que menguan un 2% (1.900 trabajadores menos). Finalmente según los distintos sectores económicos, la construcción fue el sector que mayor número de este tipo de trabajadores contempla con un 8,8%. Le siguen la industria, la agricultura y los servicios.