Los autónomos no tendrán que pagar sus deudas

Aún no está aprobada, pero parece que ley de segunda oportunidad que el Fondo Monetario Internacional reclamaba a España se hará efectiva en las próximas semanas. Los autónomos que saquen a concurso de acreedores su empresa, y demuestren que no pueden pagar la deuda pasados tres años, estarán exentos de pago.

Los autónomos no tendrán que pagar sus deudas

Según informa el diario El País, el Gobierno ha anunciado que una vez que pasen tres años desde que un trabajador autónomo haya presentado su empresa a concurso de acreedores, quedará exento de pago de las deudas que tenga.

Aprobación de la ley de la segunda oportunidad

El Fondo Monetario Internacional demandó a España la aprobación de ley de segunda oportunidad para los trabajadores por cuenta propia que tienen que cerrar su negocio, para que puedan comenzar otra actividad o un nuevo proyecto. Parece ser que esta ley se está ultimando. El Ministerio de Economía y Competitividad ha asegurado que por el momento es un borrador y hasta dentro de tres semanas no estará aprobada al cien por cien. Sin embargo, ya se han anunciado las primeras medidas. El juez ha dado el visto buen al hecho de que si un autónomo no puede hacer frente a sus deudas tres años después de presentar concurso, estarán liberados de tener que abonarlas.

Oportunidad para los emprendedores que no consiguen su proyecto

Esta ley supondrá la segunda oportunidad para muchos emprendedores que se han visto obligados a dar por termiando un proyecto por falta de recursos económicos. De esta manera podrán optar a emprender otro negocio o iniciar una nueva actividad. Esta ley pretende fomentar la llamada “solicitud temprana” de los concursos de acreedores para presionar a las entidades financieras a facilitar el acceso a la financiación y evitar la exclusión social de todos los emprendedores que intentan poner en marcha una empresa y fracasan.

Las obligaciones del trabajador autónomo

Por tanto, los trabajadores autónomos que hayan presentado concurso de acreedores y pasen tres años y no puedan pagar sus deudas deberán intentar cerrar un acuerdo extrajudicial de pagos. Si esto no pudiera firmarse, podrá demandar la suspensión de pago de la deuda una vez liquidado el patrimonio. Para que la liberación sea total, el autónomo tendrá que demostrar al juez que ha sido un buen deudor y que ha realizado todo lo posible para integrarse en el mercado laboral, evitando la economía sumergida.

Normas