El Texas vuelve a situarse por debajo de los 50 dólares

El petróleo se desploma tras un respiro de cuatro días

Imagen de archivo de un trabajador bajo un pozo de petróleo
Imagen de archivo de un trabajador bajo un pozo de petróleo EFE

Después de cuatro sesiones consecutivas al alza, hoy el petróleo ha vuelto a retomar la senda bajista que acompaña al precio del crudo desde mediados de junio de 2014. Una vez más el detonante vuelve a ser las reservas de petróleo de EE UU que aumentaron en 6,3 millones de barriles la semana pasada, un 1,6% más que la anterior, situándose en los 413,1 millones de barriles. El total de existencias de crudo y productos refinados, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana los 1.866,8 millones de barriles, comparado con los 1.854,6 en la semana precedente.

La noticia ha provocado que el barril de crudo Texas, de referencia en EE UU, ceda este miércoles un 8,97% hasta los 48,29 dólares. Por su parte, el Brent, de referencia en Europa, sigue la misma tendencia y cae un 6,75% hasta los 54 dólares. A pesar de estas caídas, el petróleo continúa en niveles de abril y mayo de 2009.

Estas caídas acaban con parte de la recuperación experimentada por el precio del oro negro en las últimas cuatro sesiones en las que tanto el Brent como el Texas se apreciaron un 19,4%. Estos avances, llevó a algunos a especular con la posibilidad de que la guerra del precio del crudo hubiese llegado a su fin, pero de acuerdo a las últimas informaciones, parece que de momento el precio del crudo no ha tocado suelo. La política energética de la OPEP, que en su última reunión decidió mantener en intacta la producción, continuará marcando el rumbo del precio del crudo.