El semáforo de riesgo saldrá en unos meses

Talgo, Naturhouse, Testa y Abertis Telecom ya trabajan con la CNMV en sus OPV

La presidenta de l.
La presidenta de l. EFE

La presidenta de la CNMV ha adelantado que cinco compañías ya han presentado borradores de folletos para sus colocaciones en Bolsa. El lanzamiento del semáforo de colores para indicar el riesgo de productos se producirá en unos meses.

Elvira Rodríguez, la presidenta de la CNMV, ha presentado hoy el plan de actividades del supervisor para 2015 y ha adelantado que pondrá en marcha más medidas preventivas para evitar problemas entre los pequeños inversores. De hecho, está monitorizando muy de cerca la colocación en oficinas de la oferta pública de venta (OPV) de Aena, que ayer elevó el rango orientativo de precios, hasta una banda de entre 53 y 58 euros por acción frente a los 43 y los 55 euros previos. También vigiló de cerca la colocación minorista de Endesa del año pasado.

Sobre el cambio de condiciones en medio de la colocación, la máxima jefa del supervisor de los mercados ha destacado que el apetito inversor que se está demostrando por la compañía es una “satisfacción”, pues es una muestra de la recuperación económica del país. Es lógico además, ha dicho, que se trate de maximizar el importe que el Estado se recaudará con la privatización. Ahora ingresará un máximo de 4.260 millones de euros, frente a los 4.000 de la horquilla anterior.

Aena ha dado el pistoletazo a las operaciones de salida a Bolsa de 2015, pero se avecinan muchas más. La filial de energías renovables de ACS, Saeta Yield, debutará el próximo 16 de febrero, tres días después de que lo haga el gestor de aeropuertos. La presidenta de la CNMV ha hablado de cinco compañías ya han entregado documentación al supervisor con el objetivo de dar el salto a los mercados en el futuro inmediato.

Según fuentes del mercado, las empresas que están trabajando con la CNMV son Abertis Telecom, Naturhouse, Talgo y Testa, filial de Sacyr que ya cotiza pero con un porcentaje mínimo (inferior al 1%). Eso sí, en principio ninguna de ellas tendrá tramo reservado a los pequeños inversores. Las entidades financieras que están obligadas a debutar en el parqué, Unicaja y BMN, todavía no han presentado papeles ante el vigilante de los mercados.

Sobre la implantación del código de colores para que los ahorradores conozcan el riesgo de los productos de un vistazo –un proyecto que se presentó el pasado septiembre– la presidenta del supervisor ha adelantado que el objetivo es que esté en vigor en el primer trimestre. Si bien ha apuntado que es necesario que el Consejo de Estado dé su dictamen antes de entre en vigor.