Sube el rango de valoración media un 13%, hasta 55,5 euros, con un máximo en 58

El Gobierno eleva el precio de Aena y expulsa a todo el núcleo duro menos a los March

El gestor aeroportuario vale ahora entre de 7.950 y 8.700 millones

José Manuel Vargas, presidente de Aena.
José Manuel Vargas, presidente de Aena.

La oferta pública de venta de Aena ha despertado una enorme avidez, y los bancos han aconsejado al Gobierno elevar la valoración media un 13%. La capitalización máxima será de 8.700 millones de euros. Ferrovial y el fondo británico The Children’s Investment quedan fuera. Los March, al límite.

El aplazamiento de la oferta pública de venta (OPV) de Aena, prevista para el pasado noviembre, le ha salido redondo al Ejecutivo. La demanda de los inversores institucionales cubre en varias veces el importe total de la colocación y a precios muy elevados. BBVA, Santander, Merrill Lynch, Goldman Sachs y Morgan Stanley han aconsejado elevar el precio medio un 13%. Ahora queda en 55,5 euros por acción (8.325 millones de euros de valoración total), frente a los 49 anteriores (7.350 millones).

La horquilla de precios inicialmente establecida en octubre, de entre 41,5 y 53,5 euros por acción, se subió en 1,5 euros, tanto en el máximo como en el mínimo, en el folleto publicado el pasado 23 de enero. La modificación de ayer, comunicada a la CNMV, implica que la banda se queda entre 53 y 58 euros por acción. La capitalización total se situaría, por tanto, entre los 7.950 y los 8.700 millones de euros.

Con esta nueva banda orientativa, tanto el hedge fund británico TCI como Ferrovial quedan fuera del núcleo duro diseñado en octubre, pues ofertaron precios de 51,60 y 48,66 euros por acción, por debajo de la nueva valoración. La participación del 13% que sumaban ambos –cada uno se había comprometido a comprar el 6,5%– está ya colocada entre grandes fondos de inversión extranjeros, especialmente norteamericanos. Fuentes del mercado señalan a BlackRock, Vanguard, Capital Group y otros como inversores con órdenes muy abultadas.

Así, el porcentaje de la OPV se sitúa ya en el 41% del capital de Aena, cuando en principio estaba previsto que fuera por un 28%, y existe la posibilidad de que se amplíe al 49%. Ahora, un total de 19,5 millones de acciones quedan libres para ser vendidas desde el primer minuto del debut, pues los socios de referencia de Aena se habían comprometido a mantener su inversión al menos un año. Los nuevos inversores institucionales no quedan sometidos a ningún tipo de norma.
Los consejeros nombrados por ambos inversores, Jorge Gil Villén, a propuesta de Ferrovial, y Christopher Anthony, hasta ahora el hombre en el consejo de TCI, dejarán el máximo órgano de dirección del gestor de aeropuertos.

Los únicos accionistas del núcleo duro inicial que se mantienen en pie, aunque a duras penas, son los March. A través de su brazo inversor, Corporación Financiera Alba, ofrecieron 53,33 euros por acción más una prima de 0,15 euros por título.

Fuentes cercanas al proceso indican que el hecho de que en la nueva horquilla se pueda quedar el holding de inversiones de la familia de banqueros implica la voluntad de que permanezcan. Pero está por ver la evolución final de la demanda institucional. En función de esta, el Gobierno contará o no con margen para reemplazar a este socio con otros institucionales. El precio final se fijará el lunes, 9 de febrero, con la evaluación de los libros de órdenes ya cerrados.

Los antiguos socios del núcleo duro tienen una opción para mantenerse en el capital antes del debut en Bolsa de Aena, que se efectuará el próximo miércoles 11 de febrero. Tanto TCI como Ferrovial disponen de la capacidad de acudir al tramo institucional de la OPV con precios dentro del nuevo rango. Con estos nuevos precios, el PER (número de veces que el beneficio por acción está incluido en el precio de cada título) estimado para 2015 de Aena se sitúa entre las 13,3 y las 14,5 veces. Pese a la subidas, sus principales rivales, la francesa Aéroports de Paris (ADP) y la alemana Fraport cotizan más caras, con unas ratios respectivas en los entornos de las 23 y las 17 veces, según Beka Finance. Igualmente, la rentabilidad por dividendo queda reducida a entre el 3,8% y el 3,4%. Sus rivales exhiben unas rentabilidades por dividendo de entre el 1,7% de Fraport y el 2,3% de ADP.

Nuevas ratios

Si se utiliza como base de comparación la ratio que se obtiene al dividir la deuda financiera neta entre el beneficio bruto de explotación (ebitda), Aena saldrá con una valoración en línea a la de sus competidores, con un rango de entre 9,7 y 10 veces. Esta banda sale de acuerdo a la valoración orientativa y para una deuda financiera neta de 10.400 millones de euros (la de cierre de septiembre) y un ebitda estimado para 2015 de 1.900 millones. Incluso al precio más alto quedaría por debajo de las 11 veces de ADP y en línea con las 10 veces de Fraport.

Los particulares pagarán hasta 58 euros por título

El precio máximo que pagarán los pequeños inversores por cada acción de Aena coincide con el tope de la nueva banda orientativa de precios. Es decir, 58 euros por acción. El periodo de solicitud de mandatos anulables concluyó ayer. A partir de hoy se pueden formular solicitudes de compra irrevocables, y el viernes, 6 de febrero, acaba definitivamente el plazo para solicitar títulos. Los que hicieron mandatos de compra hasta ayer tienen posibilidad de anularlos hasta las dos de la tarde del viernes. Con este precio máximo, el número mínimo de acciones que recibirá cada uno de los agraciados será de 25. Eso sí, a menos que se amplíe el tramo, no habrá acciones para todos. Las peticiones serán satisfechas siguiendo el orden alfabético según la primera del nombre de los inversores. El reparto arrancará por las personas cuyo nombre empieza por K.