Se ha apreciado un 15% desde que se dejó de intervenir

¿Qué efectos tiene sobre nuestra economía la libre cotización del Franco Suizo?

¿Qué efectos tiene sobre nuestra economía la libre cotización del Franco Suizo?

Hace menos de 4 años, en el 2011, cuando las dudas sobre el euro eran mucho mayores que lo que son ahora, especialmente por la situación económica de España y el franco suizo concatenaba una apreciación del 30% en pocas semanas, las autoridades monetarias suizas decidieron iniciar una intervención que dejara a la moneda local en una cotización fija de 1,2 francos por euro. Esta decisión se mantuvo durante todo este tiempo hasta que el pasado 15 de enero y ha llevado a una brusca escalada en la cotización del franco que se ha revalorizado algo más de un 15% frente al euro.

Razones para cambiar de criterio

Uno de los principios más claros de política monetaria es que si un país fija la cotización de su moneda a otra, también debe copiar su política monetaria. De hecho, intentos fallidos como la dolarización de divisas latinoamericanas al billete verde fracasaron precisamente por no poder hacerlo. Suiza con este movimiento se anticipó a la segura y ya aprobada decisión del BCE de recompra de deuda. Después de que al arranque del año se disparara el coste de la intervención hasta los 100.000 millones de francos suizos, las medidas de estímulo multiplicarían el dinero necesario hasta un punto prácticamente insostenible para las autoridades monetarias suizas.

¿Quién pierde por el cambio? En primer lugar las grandes empresas suizas que formulan sus cuentas en francos suizos. De estas, las principales perjudicadas serán las exportadoras y que tienen como mercado principal la zona euro. Lo harán más caro y perderán competitividad frente a las empresas europeas. Por el contrario Europa exportará más a Suiza como lo hará a otros países por las medidas de estímulo aprobadas.

El caso especial de los hipotecados en Francos Suizos

Un caso específico es el de los que tienen contratada su hipoteca en francos suizos o multidivisa con posición en Francos Suizos. En pocos días han visto como de golpe debe más de un 15% que a principios de enero. La situación es más que grave ya que antes de la “tregua” que supuso intervenir para dejar el tipo de cambio de forma fija en 2011, ya habían visto como desde el 2009 su deuda se había disparado.

La salida a esta situación es complicada y será casi exclusivamente judicial. Buena parte de las hipotecas en francos suizos (y también en yenes) se comercializaron entre 2007 y 2008, cuando los tipos de suiza eran muy inferiores a los de Europa (en el 2008 el Euribor alcanzó la cuota del 5,39%). Si no se les explico los enormes riesgos de endeudarse en otra divisa puede buscar anular su contrato judicialmente. Un camino complicado, pero que no hay que descartar dado el enorme perjuicio que está ocasionando la escalada del franco, que puede continuar a lo largo del 2015.