Hacienda calcula un ahorro de 21.587 millones desde 2011

Las comunidades eliminan 526 entes desde julio de 2010

La reorganización ha supuesto la pérdida de 47.937 habitantes

Reunión del último Consejo de Politica Fiscal y Financiera celebrado el pasado diciembre.
Reunión del último Consejo de Politica Fiscal y Financiera celebrado el pasado diciembre. EFE

Las comunidades autónomas iniciaron en julio de 2010 un proceso de reorganización de su sector público que continúa. Desde esa fecha, se han suprimido 526 entes. Dicho de otra forma, los organismos públicos han pasado de 2.371a 1.845. Además, Hacienda señala en un comunicado que otros 189 entes dependientes de las comunidades están en fase de extinción. Así, contabilizando los entes en vías de desaparición, las comunidades han reducido su sector público en un 30,2% hasta los 1.656 organismos públicos, integrados por fundaciones, sociedades mercantiles o consorcios, entre otros.

El departamento de Cristóbal Montoro incide en que los Ejecutivos autonómicos han suprimido más organismos de los que se comprometieron en un primer momento en enero de 2012. La previsión es que, cuando finalice el proceso de reestructuración, las comunidades cuenten con 1.537 organismos. En estos cálculos, no se incluye País Vasco, Ceuta, Melilla -que no remiten información en materia de reordenación- y tampoco entes que dependen de varias comunidades. 

Según los cálculos de Hacienda, la extinción de entes públicos ha supuesto una reducción directa de personal de 5.606 empleados, cifra que aumenta hasta los 47.937 si se contabilizan el conjunto de medidas de reestructuración en organismos que perviven. Siempre según las estimaciones oficiales, la reordenación del sector público se traducirá en un ahorro de 21.587 millones entre 2011 y 2015.

Un ahorro que, en cualquier caso, no ha resultado suficiente para que las comunidades autónomas cumplieran en 2014 el objetivo de déficit público del 1%. Si bien todavía no se ha publicado la cifra oficial, resulta notorio que las autonomías rebasarán ampliamente el límite y es posible que los números rojos superen el 1,5% del PIB registrado en 2013.

Por otra parte, la morosidad sigue siendo un grave problema que afecta a los entes públicos dependientes de las comunidades. Los últimos datos de noviembre reflejan que las comunidades abonan sus facturas en una medida de 88 días. Incluso, se registran retrasos que superan el año, como es el caso de la sociedad mercantil Canal Sur Radio.