Los consumidores y la patronal Adigital se oponen

Cataluña estudia prohibir la reventa libre de entradas por internet

Un usuario consulta la web de Ticketbis, especializada en la compra y venta de entradas de eventos de todo el mundo.
Un usuario consulta la web de Ticketbis, especializada en la compra y venta de entradas de eventos de todo el mundo.

El Gobierno catalán ha decidido que quiere dar el control de la reventa de entradas a los organizadores de los eventos. La norma en tramitación por vía de urgencia en el Parlamento de Cataluña prevé otorgar a estos la capacidad para determinar si un consumidor puede revender una entrada así como dónde lo puede hacer, de forma que las autoridades catalanas podrían confiscar entradas a fans si se revendiesen sin el permiso del organizador del evento. La decisión del gobierno autonómico ha recibido duras críticas por parte de los consumidores catalanes y también de las empresas que ofrecen plataformas donde los usuarios pueden llevar a cabo la reventa de sus entradas, como es el caso de eBay o de la española Ticketbis.

Los primeros defienden su derecho a regalar o revender sus entradas de la forma que quieran y exigen una mayor transparencia por parte de los organizadores en el mercado primario de entradas. Un estudio de la Asociación de Internautas, al que ha tenido acceso CincoDías, muestra que el 59,8% de los catalanes ha comprado entradas en el último año y el 75,6% lo ha hecho por internet. Entre los encuestados, un 19,1% en alguna ocasión no pudo utilizar finalmente las entradas adquiridas por diferentes motivos, así que ven en la nueva propuesta de ley una limitación a su libertad, pues el 63,6% de ellos considera que “una vez que me he comprado una entrada es de mi propiedad y puedo hacer con ella lo que quiera, utilizarla, darla, venderla”. Solo el 17% cree que el organizador del evento puede limitar lo que hacer con las entradas y el 45,9% cree que se les debería permitir fijar el precio de reventa en lugar del organizador.

Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, defiende que los resultados del estudio “dejan claro que cualquier regulación de la venta online de entradas tiene que pasar por acercarse a la visión del consumidor y a las tendencias que marca el consumo colaborativo”. En su opinión, las nuevas tecnologías e internet han traído a los consumidores la oportunidad de tener una oferta más amplia y competitiva en todos los mercados “y la venta de entradas no es una excepción”.

Mercado transparente

Jon Uriarte, fundador de Ticketbis, asegura que España va “muy atrasada” frente a EEUU en este tema. Allí, las autoridades en lugar de intentar frenar un fenómeno social, lo han regulado favorablemente y no han prohibido la reventa por internet. “Con su prohibición no se erradica el problema. La reventa es una necesidad desde la época de los gladiadores; muchas entradas a eventos se venden con 9 meses de antelación y a la gente puede surgirle imprevistos. Si el promotor me devolviera el dinero no habría problema, pero como no sucede así, tienen que colocarlo en algún lado”, dice.

Uriarte, coincide con José Luis Zimmermann, director general de Adigital, y con eBay en que las plataformas online que permiten la reventa de entradas “sacan a la luz una actividad ilegal y ahora opaca al fisco”. “Nosotros pedimos al Gobierno catalán que dejen espacio a la autorregulación”. “En Ticketbis, creamos un mercado transparente, donde comprador y vendedor tienen toda la información y están protegidos. Si hubiera algún problema con la transacción (la entrada no llega a tiempo o es falsa) cosa que nunca sucede, devolvemos el dinero al comprador. Además cobramos IVA sobre nuestra comisión y los pagos quedan registrados. La especulación en precio también es controlable, porque si alguien pone un precio muy superior al original la gente simplemente no comprará esa entrada”.

El fundador y consejero delegado de Ticketbis añade otro dato importante a tener en cuenta y es que las plataformas como la suya, dice, crean muchos puestos de trabajo. "Nosotros en solo 5 años hemos creado más de 300 empleos", destaca.