_
_
_
_
_
Bate previsiones al ganar 330,4 millones en 2014, el 31,4% más con reformulación de cuentas

Popular centrará su estrategia en el negocio con pymes y consumo

Popular ha iniciado una campaña de refuerzo de su marca por la que se cambiarán los rótulos de todas las oficinas en un plazo no superior a dos meses para la implantación del nuevo logo de la compañía.
Popular ha iniciado una campaña de refuerzo de su marca por la que se cambiarán los rótulos de todas las oficinas en un plazo no superior a dos meses para la implantación del nuevo logo de la compañía.

Banco Popular ha aprovechado la presentación de resultados correspondientes a 2014 para estrenar nueva sede y cambio de imagen, a la vez que da por enterrada la crisis y presume de fortaleza de capital.

Popular cerró el pasado ejercicio con un beneficio atribuido de 330,4 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 31,4% tras reformular sus cuentas por el impacto contable de la derrama realizada en el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y que le supuso un ajuste de 120,8 millones. Sin esta reformulación el beneficio casi iguala a los 325 millones que obtuvo en 2013.

Esta mejora se consiguió, como explicó el presidente del banco, Ángel Ron, tras haber provisionado 2.292 millones de euros, aunque esta cifra es inferior en un 15% a la destinada en 2013. El resultado arrastra aún una caída del margen de intereses del 3,3%, como consecuencia del todavía proceso de desapalacamiento de la economía española, señala la entidad. Ron explicó que 2014 ha sido un año “de transición económica”, por lo que ahora es necesario que la recuperación se consolide y “llegue a los ciudadanos”.

De momento, el banco espera que durante el presente ejercicio el crédito neto sea ya positivo, siguiendo la senda del último trimestre de 2014. Durante el ejercicio que acaba de finalizar su cartera de créditos a la clientela descendió un 0,6%, aunque la evolución de la nueva contratación sube el 25,6% en un año, lo que se traduce en una mejora del crédito expromotor del 2,5% desde el cuatro trimestre de 2013 a igual periodo del pasado año.

La ratio de morosidad del banco descendió por cuarto trimestre, reduciéndose 61 puntos básicos en el año, y quedar en el 13,78%. La cobertura aumentó más de un punto porcentual y se sitúa en el 41,4%. Ron volvió a hacer alarde del modelo de Banco Popular, con un apoyo total a las pymes. “Popular es líder en pymes” en el sector financiero español, recalcó. Y destacó que esta apuesta es por tradición y por la “confianza que tiene el banco en la economía” del país. “Hemos apoyado a las pymes en sus peores momentos y va a seguir así” ahora, subrayó el banquero.

También reiteró que Popular no ha pedido ayudas públicas frente a otras entidades, ni ha llevado a cabo procesos traumáticos de ajustes de plantilla en los procesos de fusión que ha realizado (Pastor y ahora la red minorista de Citi en España). Su cuota de mercado en pymes (segmento de negocio por el que todos los bancos compiten) es del 17% en España, y “seguimos aumentándola”, según Ron. La nueva contratación en este negocio creció un 18%.

Popular dio el viernes a conocer un informe realizado por PwC sobre el impacto económico y social de su actividad en España con datos de 2013 que pone de manifiesto que el banco generó 36.800 empleos, aportó más de 4.120 millones de euros al PIB del país a través de su actividad corporativa en España y generó impuestos por 812 millones de euros.

El presidente como el consejero delegado, Francisco Gómez, explicaron que durante los próximos años Popular va a impulsar aún más su apuesta por las pymes, y en el crédito al consumo, segmento en el que espera ganar 41 millones de euros este año con su negocio de tarjetas tras la compra del negocio de Citi y una vez en marcha la joint venture con Värde Partners. Además, prevé obtener unos 80 millones en unos cinco años, según el plan de negocio.

El presidente de Popular descartó ayer rotundamente que el banco vaya a realizar una ampliación de capital. Considera, de hecho, que sus ratios de capital son muy superiores a los que les exige el BCE. Y una muestra de ello es que el banco va a volver a repartir dividendo en efectivo este año. La idea es que el primer pago a cuenta de 2015 sea en efectivo, para los siguientes lo previsible es que se combine con el programa Dividendo opción, que ofrece al accionista la posibilidad de cobrarlo mediante dinero o acciones, para ir ampliando el pago en efectivo y el pay-out (porcentaje del beneficio que reparte entre sus accionistas vía dividendo), hasta acercarse al 50%. También descarta fusiones bancarias este año en España.

El banco espera superar significativamente el beneficio de este año, gracias a la mejora del margen de clientes, mayor negocio, menores provisiones, y mejora de la partida de comisiones, y recorte de gastos en un 10%. Pero su asignatura pendiente es la rentabilidad. Su ROE es del 2,62%, uno de los más bajos del sector. Ron aseguró que “el banco va a esforzarse por tener dos dígitos en el menor tiempo posible”.

Llega la estabilidad del mercado inmobiliario

Ángel Ron cree que en 2015 se producirá una recuperación del mercado inmobiliario con precios que “parecen estabilizarse”, aunque mantiene que ya no se regresará a “ningún boom inmobiliario”. Cree que el peso del sector inmobiliario “dejará de detraer del PIB español” y apuntó que potencialmente “hay alguna mejora de la actividad”. Explicó que el ajuste de precios en el sector “también ha concluido. Los precios se han estabilizado y en algunas áreas están creciendo. Estamos en precios de 2002, por lo que cualquier impacto que tengamos es relevante”, dijo. En 2014, el banco vendió 1.503 millones de euros en inmuebles, un 94% más que en 2013. Esta cifra de ventas es superior en un 28% a todo lo que se vendió en los años 2012 y 2013 juntos.

Una nueva imagen "limpia, sencilla y directa"

Banco Popular ha dado a conocer este viernes su nueva imagen, “limpia, sencilla y directa”, coincidiendo con el inicio de una nueva etapa en la que la entidad se presenta como un banco “robusto, flexible y ágil” tras adquirir Pastor y el negocio minorista y de tarjetas de Citi.

El presidente de Popular, Ángel Ron, ha explicado que el compromiso del banco es “avanzar y hacer avanzar” a sus clientes. “Después de 90 años caminando juntos, creemos que el trabajo bien hecho es el mejor camino para llegar a nuestro destino”, señala la entidad.

A lo largo de los cinco últimos años, Popular ha superado la crisis sin ayudas públicas y ha contribuido a la reestructuración del sistema financiero español, ha comprado el negocio minorista y de tarjetas de Citi, ha adquirido el 100% de Popular Banca Privada y ha reforzado sus ratios de capital.

Por tanto, la entidad se presenta como un banco “ágil, más flexible y más competitivo” con un proyecto “muy claro de futuro y a largo plazo”, razón por la que han elegido una marca “sin elementos añadidos”. “Reforzamos nuestra marca sin renunciar a lo que creemos”, apuntan en la entidad.

Popular tiene previsto cambiar los rótulos y vinilos de todas sus oficinas en los próximos dos meses, así como hacer mejoras internas en las mismas en el futuro.

Ron pide estabilidad política en España

El presidente de Banco Popular ve “altísimamente improbable” que Grecia salga del euro, aunque sí prevé un escenario “complicado” de negociación. Considera, además, y como ya lo han reiterado otros colegas suyos, que España necesita “estabilidad política” para consolidar la recuperación económica, así como “continuar con las reformas”, y reprobó los comportamientos en el sector que “no son admisibles”, después de que la Audiencia Nacional haya imputado a 78 titulares de tarjetas B de Caja Madrid y Bankia. Ron se refirió a los comportamientos en el sector que “no son admisibles”, tras las casi 80 imputaciones por el caso de las tarjetas B en Caja Madrid y Bankia. Ron opinó que el daño a la reputación de la banca en España por este tipo de casos “más que colectivo es individual”, y consideró que el Popular tiene una “buena reputación” y “no se ha visto envuelto en ninguno de estos casos”. “Rechazamos estos comportamientos, que no son propios ni esperables”, apostilló Ron, quien defendió que estos perjuicios a la imagen de los bancos “no se corresponden a la realidad”, aunque reconoció que desde la entidad que preside intentarán reforzar la línea de comunicación.

El banquero rehusó entrar en valoraciones políticas concretas, si bien, preguntado por la incursión de Podemos en el escenario político, dijo ver “imprescindible” para España la estabilidad política. “Necesitamos estabilidad política y continuar con las reformas,” insistió, y añadió que el razonamiento de la entidad es que “hay un calendario electoral en Europa que afecta en muchos países”. “Nuestra capacidad de acción está fundamentalmente concentrada en ejecutar reformas necesarias para mejorar la competitividad de la economía”, apostilló sobre España, para añadir que “eso se está haciendo bien” y “tenemos que seguir por ahí”. “Para la recuperación es imprescindible la estabilidad política”, insistió. 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_