Los vehículos españoles ganan presencia en EE UU y Asia

Las exportaciones de coches a Corea del Sur y Japón se disparan en 2014

Cadena de montaje de la factoría de Renault en Valladolid.
Cadena de montaje de la factoría de Renault en Valladolid.

En sólo un año, las exportaciones de vehículos made in Spain a Corea del Sur se han incrementado en un 895%. Se han vendido 20.550 coches en este país asiático cuando hace dos años apenas se enviaron 339 unidades hasta allí. Las comercializaciones de automóviles de España a Japón se han más que duplicado, creciendo un 225% en el último año. El país nipón ha comprado 4.334 coches españoles.

De este modo, las exportaciones a Corea suponen el 1% del conjunto de las ventas fuera de España y las japonesas, un 0,21%. Estas tasas, que pueden parecer irrelevantes en el conjunto, no lo son para un sector que ha apuntalado sus crecimientos de la producción a partir de la exportación a nuevos mercados, fuera de los tradicionales europeos.

No hay venta mala y todas importan. El hundimiento de las matriculaciones españolas en 2008 y 2009 y la falta de recuperación de estas ventas en los siguientes años tuvo un impacto directo en la producción de las fábricas del país. Se pasó de fabricar 2,8 millones de coches en 2007 a 1,97 millones en 2012, la cifra más baja desde 1993. Supone aprovechar sólo el 65% de la capacidad productiva de las plantas, si entendemos como tope los tres millones de coches anuales que se ha marcado como objetivo la patronal española de fabricantes de coches Anfac aunque, en 2003, se fabricaron 3,029 millones de vehículos.

34% es el porcentaje en el que han caído en el último año las ventas a Argelia. Aun así, el sector considera que África es un mercado “muy prometedor” para las plantas españolas

Para compensar semejantes caídas y evitar deslocalizaciones en las 17 fábricas automovilísticas de España, las marcas se lanzaron a abrir nuevos mercados que ahora despuntan. De hecho, en 2014, las ventas de coches fuera de la Europa de los Quince rozan ya el 26% de todas las exportaciones cuando en 2009 eran un 12%. Si se tiene en cuenta la Europa de los 27, los mercados del Viejo Continente absorben el 80% de las ventas al exterior. Así, por ejemplo, Polonia ha incrementado sus compras un 44% en el último año, hasta las 33.443 unidades.

La crisis rusa, sin embargo, ha forzado la caída de las ventas a este país, que se han reducido a la mitad en el último año, desde los 25.291 vehículos hasta los 12.752 comercializados este año.

El tirón del Captur
Las nuevas adjudicaciones de modelos a las plantas europeas también han sido muy relevantes en estas aperturas de nuevos mercados. Y en este sentido, se lleva la palma el Renault Captur, que es el responsable, prácticamente al 100%, de las ventas de vehículos españoles en Corea y Japón.

Las ventas a EEUU se han duplicado gracias a la fábrica de Almussafes de Ford

Renault Captur se fabrica en exclusiva mundial en Valladolid desde febrero de 2013 y se ha convertido en el “líder de ventas de su segmento de pequeño todoterreno en Europa”. Captur se comercializa en más de 60 países y se exporta a los cinco continentes. Ha empezado a venderse en Australia y Nueva Zelanda (país en el que las exportaciones desde España han crecido un 55%).

Este éxito comercial en el mundo ha permitido que este vehículos de reciente lanzamiento haya cerrado el año como el tercer vehículo más fabricado de España, con 209.864 unidades. Ha subido su fabricación en un 82%. Gracias a estos datos, la planta puso en marcha el tercer turno de fabricación en octubre.

Pero si el Captur ha sido el pionero en abrir el mercado más oriental, Ford fue la que inició las exportaciones a EstadosUnidos desde su planta de Almussafes (Valencia) y cuyo tráfico sigue incrementando. En el último año, se mandaron 52.113 vehículos desde España a EEUU, más del doble de los que se destinaron en 2013, cuando llegaron 20.849 unidades españolas. En 2010, España no vendió un solo vehículo en este país. Ford manda, desde su fábrica de Almussafes, los modelos Kuga y Transit Connect hasta el primer país fabricante de vehículos del mundo. El Connect tiene muy buena acogida porque funciona como taxi en Nueva York.

El mercado interior recupera peso

El mercado español está recuperando tirón y esto también se nota en la cantidad de vehículos que se dedican a la exportación. En 2011, se alcanzó un récord. Fue el año que más vehículos fabricados en España se dedicaron a la exportación, en concreto, un 89,4% de los 2,37 millones de coches fabricados, hasta los 2,1 millones.

Desde entonces, esta proporción ha ido cayendo hasta quedarse en 2014 en un 84,9% de toda la producción. Se fabricaron 2,4 millones de vehículos y se exportaron 2,04 millones. El resto se han comercializado en España. Este año se han vendido en España 855.308 vehículos, un 18,4% más que en 2013, gracias a los planes PIVE de estímulo para la renovación del parque automovilístico.

En concreto, cinco de los 10 coches más vendidos en España se fabrican en plantas del territorio. El primer coche más comercializado, el Renault Megane, se ensambla en la planta de la enseña francesa de Villamuriel del Cerrato (Palencia). Se han vendido 29.020 unidades en 2014.

El tercer y el cuarto más vendidos, los Seat León e Ibiza, se fabrican, junto con el Audi Q3, en la planta de la marca de Martorell (Barcelona). La planta concluyó el año con 443.000 unidades fabricadas, lo que supone un 13% más que en el año anterior. La fabricación se ha incrementado en un 47% en los últimos cinco años gracias a que el Seat León está teniendo una muy buena acogida comercial, especialmente en los mercados europeos. El vehículo incrementó sus ventas en un 44% en 2013 y en un 50% en 2014.

También se fabrican en España el Volkswagen Polo, en Landaben (Navarra) y el Opel Corsa, en Figueruelas (Zaragoza). Son los coches con más producción.