El PIB aumenta el 1,4% en el conjunto del año

La economía acelera y cierra 2014 creciendo al 2%, la mayor tasa desde 2008

El dinamismo de la economía española ha mejorado en el tramo final de 2014. Después de dos trimestres consecutivos en los que el crecimiento trimestral del PIB se había estancado en el 0,5%, la economía ha acelerado dos décimas para cerrar el tramo final del año a un ritmo del 0,7%, según el indicador adelantado del INE. El dato concuerda con la fuerte subida de las ventas minoristas publicada por ayer, la mayor desde 2003.

 

En términos interanuales, la economía ha cerrado diciembre de 2014 creciendo a un ritmo del 2%. Es el ritmo más elevado desde 2008.Hace 12 meses, en diciembre de 2013, el PIB estaba estancado (creció un 0,0006% anual) después de 10 trimestres consecutivos de descensos. En términos anuales, la media de crecimiento del año pasado ha sido del 1,4%.

El indicador adelantado del INE no aporta detalles sobre los componentes del crecimiento (demanda nacional o exterior, inversión, consumo...). La publicación detallada del PIB, que todavía estará sujeta a revisión, se publica el 26 de febrero, según el calendario del INE.

La economía acelera y cierra 2014 creciendo al 2%, la mayor tasa desde 2008

La economía española no crecía a estos ritmos desde antes de la crisis crediticia. Concretamente, un crecimiento trimestral del 0,7% no se ve desde finales de 2007, es decir, justo antes de que las consecuencias de la crisis subprime se trasladasen al crédito y a la confianza de los actores económicos: el PIB desaceleró hasta el 0,46% trimestral en marzo de 2008 y cerró junio casi estancado, antes de hundirse casi en vertical los siguientes trimestres.

La economía todavía tiró de inercia y en términos anuales no entró en negativo hasta diciembre de 2008. En junio de 2009 el PIB se contraía a un ritmo del 4,26% interanual. La recuperación de 2010, aquellos "brotes verdes" duró poco, y la crisis del euro llevó a España a la recesión durante año y medio. Las cifras de este trimestre sugieren que la mejora iniciada a principios de este añose va consolidando, si bien es necesario analizar los componentes del crecimiento.

Un factor que, en todo caso, está condicionando la mejora del PIB es el impacto de la caída de precios: dado que el crecimiento se computa en términos reales, la caída de los precios hace que el PIB nominal crezca a un ritmo inferior al PIB real, al contrario de lo que sucede habitualmente.