Tenía previsto captar 600 millones en una ampliación

Isolux aplaza su salida a Bolsa por discrepancias en su valoración

Sede de Isolux Corsán.
Sede de Isolux Corsán.

Los bancos coordinadores de la oferta pública de suscripción (OPS) –Santander, Citi y Morgan Stanley–  de Isolux y el propio grupo de energía, construcción y servicios industriales han decidido parar la operación, que estaba previsto que se produjera a lo largo del próximo mes de febrero, en una colocación exclusiva entre inversores institucionales.

El desacuerdo ha girado en torno a la valoración que las entidades financieras han hecho  de la empresa, conforme a la prospección de la demanda realizada en las últimas semanas. El precio al que los inversores se mostraban dispuestos a comprar no se ajustaban al deseado por Isolux, explican fuentes conocedoras de la operación. Con todo, la empresa confía en poder reanudar la ampliación de capital a corto plazo, previsiblemente en abril, una vez se hayan conocido los resultados de 2014.

Con la ampliación de capital esperaba captar alrededor de 600 millones con el objetivo de reducir su deuda, que a cierre de septiembre alcanzaba los 1.790 millones de euros.

Fuentes del mercado indican que estaba previsto que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) diera hoy su visto bueno al folleto de la operación, pero finalmente no ha sido así. No porque el supervisor que preside Elvira Rodríguez no tuviera la documentación necesaria, sino porque la empresa ha preferido paralizar la operación, según diversas fuentes financieras.

El motivo es que el precio resultante del sondeo preliminar de la demanda no coincidía con el previsto por la compañía. Es decir, no tenía demanda para salir al precio deseado. En una nota,  Isolux explica que cree  que las valoraciones preliminares realizadas no reconocen el potencial total de los activos de la compañía en éste momento". "Por todo ello y dado que la compañía no requiere capital adicional en el corto plazo, ha decidido retrasar este proceso a que se den condiciones más favorables".

Eso si, el comunicado añade que ha obtenido una "respuesta positiva de los analistas e inversores sobre la propuesta de valoración de la compañía como un líder en proyectos llave en mano y de concesiones en economías de gran crecimiento". Así, Isolux continua con su plan de salir a Bolsa.

Las acciones que tenía previsto colocar era de títulos de clase A de nueva emisión, con un derecho de voto cada una de ellas, frente a las B, cada una con 100 derechos de voto.

La compañía se estrenó en marzo del año pasado en el mercado de deuda, con una emisión que ahora suma 850 millones de euros. Fitch le otorgó una calificación de B+ –cuatro escalones por debajo del grado de inversión– antes de debutar en el mercado de renta fija, destaca como aspectos de riesgo su elevado apalancamiento, con una deuda estimada para 2014 de cuatro veces sobre el flujo de caja, y el eventual deterioro de su liquidez, motivada por una dependencia creciente de facturas pendientes de cobra y líneas de crédito a corto plazo.

Isolux está controlado en un 52% por el presidente y el vicepresidente de la compañía, Luis Delso y José Gomis, respectivamente. Otro 23,8% es propiedad de una firma de CaixaBank, un 11,7% por Inversiones Corporativas, a su vez controlada por el Fondo de Garantía de Depósitos, y el 10% restante por Cartera Perseidas, firma participada por CaixaBank y un grupo de antiguas cajas de ahorros.

Isolux logra el 83% de sus ingresos de sus negocios internacionales, según la información presentada por la empresa. Por mercados, casi la mitad (el 43%) de los ingresos proviene de Latinoamérica y otro 14%, de Asia.

A cierre de los nueve primeros meses de 2014, la compañía facturó 3.008 millones de euros, importe que prácticamente supera al de todo el ejercicio 2013, y logró un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 637 millones, también por encima del año pasado.

La salida a Bolsa de Isolux estaba prevista junto a la de Aena, Abertis Telecom, Saeta (filial de renovables de ACS) y Testa (sociedad patrimonial del grupo Sacyr).