La operación rondaría los 12.000 millones de euros

Telefónica negocia vender la filial británica O2 para reducir deuda

Sería la mayor desinversión de la historia de la teleco

La operadora no descarta colocar en Bolsa la filial

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica. WireImage

Telefónica sigue buscando una salida para su filial británica O2. La empresa está negociando la venta de esta división al grupo asiático Hutchison Whampoa, en una operación que rondaría los 12.000 millones de euros. De confirmarse, sería la mayor desinversión de la historia de la compañía.

La operadora española, no obstante, no descarta otras opciones, entre las que figuraría la salida a Bolsa de O2. Telefónica no ha querido hacer comentarios sobre este movimiento.

El grupo que preside César Alierta ya negoció a final de 2014 la venta de O2 a BT. Sin embargo, la teleco británica optó finalmente por buscar un acuerdo con EE, operadora británica controlada por Deutsche Telekom y Orange, y rival de Telefónica en Reino Unido. La compañía española teme una popularización de las ofertas convergentes fijo-móvil, tal y como ha sucedido en otros países como España, lo que le situaría en una posición complicada para competir con empresas como BT.

Las acciones de Telefónica suben cerca de un 1,6% a la apertura de la sesión, y vuelven a superar la cota de los 12 euros.

Con la venta, la operadora española afrontaría un movimiento para una drástica reducción de deuda. Al cierre del tercer trimestre, la deuda financiera neta de Telefónica se situó en 41.200 millones de euros. La operadora precisó, no obstante, que incluyendo operaciones de gestión de la cartera de activos no incluidas a septiembre como la compra de la alemana E-Plus, la venta de un 2,5% de China Unicom y la venta del 4,9% de O2 Czech Republic, la deuda se situaría en 44.879 millones, 502 millones menos que al cierre de diciembre de 2013.

Telefónica insistió en que se mantiene un objetivo de situar la deuda a la conclusión de 2014 por debajo de 43.000 millones de euros.

Con estas cifras, el ratio de deuda neta frente a oibda de los últimos 12 meses a cierre de septiembre se situó en 2,39 veces, si bien con las citadas operaciones corporativas, avanzaría hasta 2,52 veces. Además, Telefónica está pendiente de cerrar la compra de la brasileña GVT, operación que ronda los 7.200 millones de euros. La transacción debe ser aprobada por las autoridades de la competencia del país sudamericano.