Primeras consecuencias de la retirarada del límite de cotización del franco

FXCM, Alpari y Global Brokers, las víctimas del giro del franco suizo

Vista de la fachada del Banco Nacional Suizo, en Berna, Suiza.
Vista de la fachada del Banco Nacional Suizo, en Berna, Suiza.

El bróker en divisas online más importante de EE UU, FXCM, anunció este viernes que las deudas de sus clientes amenazan el cumplimiento de los requisitos de capital, como consecuencia de la decisión anunciada ayer por el Banco Nacional de Suiza de retirar el límite a la cotización del franco suizo frente al euro, lo que ha provocado que la mayoría de sus clientes haya entrado en pérdidas que se trasladan a su vez al intermediario. Asimismo, y por la misma razón, el bróker británico Alpari se ha declarado insolvente y el intermediario neozelandés Global Brokers salió del negocio.

Estas son las primeras consecuencias en el mercado de divisas del inesperado cambio en la política de la entidad suiza. “Me extrañaría que no hubiera más víctimas”, vaticinó el jefe de investigación para Reino Unido y Europa del National Australia Bank, Nick Parsons. “Ha sido un giro de 180 grados por parte del Banco Nacional de Suiza. Las personas se sienten heridas y traicionadas”.

El Banco de Nacional de Suiza decidió este jueves dejar de fijar un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro en respuesta a la considerable depreciación de la moneda de la zona euro frente al dólar, que estaba en vigor desde septiembre de 2011.

“Los clientes experimentaron pérdidas significativas” después de poner en marcha esta medida, dijo FXCM en un comunicado. Lo que “ha generado saldos patrimoniales negativos por unos 225 millones de dólares”. La compañía cayó ayer a 12,63 dólares por acción, el mínimo en casi dos años y su valor era de 596 millones de billetes verdes. Citi redujo el precio objetivo de sus acciones de 17 dólares a 5 dólares.

El director de Global Brokers NZ, David Johnson, dijo en un comunicado que “la mayoría de los clientes de la compañía estaban en el bando perdedor y sufrió pérdidas por un valor mucho mayor que su capital de la cuenta”. Todos los fondos de los clientes de Global Brokers NZ se encuentran en cuentas segregadas y “la totalidad del capital es segura y se puede extraer de inmediato”, afirmó Johnson.

Por su parte, el bróker británico Alpari explicó que el reciente movimiento en el franco suizo, provocado por el inesperado cambio en la política del Banco Nacional de Suiza, ha dado como resultado una “excepcional volatilidad y una extrema escasez de liquidez”. “Esto ha dado como resultado que la mayoría de los clientes soporten pérdidas que han superado el valor de sus cuentas”, añadió la compañía. En este sentido, el bróker señaló que cuando un cliente no puede cubrir sus pérdidas, estas pasan al intermediario. “Esto ha forzado a Alpari a confirmar que ha entrado en insolvencia”, confirmó la entidad.

Mientras tanto, el índice SMI de la Bolsa de Zurich registraba pérdidas superiores al 3% tras la apertura de este viernes, después de haber perdido el jueves un 8,67%. En concreto, transcurridos los primeros 40 minutos de negociación en el parqué suizo el índice SMI cedía un 3,78%, con caídas generalizadas entre la práctica totalidad de sus componentes.

Así, las acciones del banco Julius Baer bajaban un 10,27%, mientras las de Credit Suisse Group perdían un 4,65%, las de UBS un 3,53% y las de Swiss Life se dejaban un 6,25%. Otras grandes compañías suizas como Nestlé o Swatch sufrían pérdidas del 2,73% y el 5,81%, respectivamente, mientras las farmacéuticas Roche y Novartis caían un 4,66% y un 3,28% en cada caso.

En los mercados de divisas, después del desplome de ayer, el euro se mantiene estable frente al franco suizo ligeramente por encima de la paridad con la moneda helvética. En concreto, tras haber iniciado la jornada en 0,9910 francos, posteriormente marcaba un cruce de 1,0204 francos suizos por euro.