Javier Ellena, presidente de Eli Lilly en España

“Nuestra planta de Alcobendas asumirá producción de EE UU”

"Se elige Alcobendas por su trayectoria, por ser flexible, competitiva y eficiente"

“Exportaremos nuestra producción a EE UU, una situación que se da en pocas ocasiones”

Javier Ellena, presidente de Eli Lilly
Javier Ellena, presidente de Eli Lilly

La fábrica de los laboratorios Eli Lilly en España, que lleva 52 años operando en Alcobendas (Madrid), ha recibido buenas noticias. Javier Ellena (Rosario, Argentina, 1953) ha visto gran parte de la evolución de la compañía en el país, ya que comenzó en ella su vida laboral como visitador médico. Lleva desde 2001 como presidente de la filial, que ha sido elegida por la central en Indianápolis (EE UU) para deslocalizar la producción de futuros medicamentos. A este plan, relevante para la industria farmacéutica en España, se le ha llamado Project Lion. Este economista avanza los detalles de la operación.

Pregunta. ¿Qué planes cuentan para su planta en Alcobendas?

respuesta. Esta planta ha estado dedicada a los productos orales secos (píldoras) con gran éxito. Desde aquí suministramos a más de 120 países. Primero, en 2013 se tomó la decisión de transferir otros fármacos desde Alemania. Ahora vamos a dar un paso más. Gracias a la tecnología y la experiencia, este verano, dentro de una reestructuración de la red global de plantas de Lilly, se ha decidido que Puerto Rico y a Alcobendas asuman un volumen muy importantes de productos ya comercializados que se hacen en nuestra central de EEUU.

P. ¿Qué supone para la filial española?

Las claves del Project Lion

El Project Lion, para deslocalizar producción actual de Lilly en Indianápolis hacia Puerto Rico y España, incrementará la producción en la planta madrileña en un 30%, según la compañía, que emplea a 1.200 personas en el país, de ellos 446 en la fábrica.

Además de la docena de productos que se envasan en Madrid, el plan incluye el empaquetado nuevos productos biotecnológicos, como el antitumoral Cyramza, o insulinas, viales y dispositivos, que llegarán a 129 mercados, excepto a EE UU. Por otro lado, gracias a las inversiones de 11 millones de euros, pasarán a fabricar nuevos fármacos para todo el mundo incluido EE UU. El primero en llegar será el medicamento Effient.

Lilly facturó en España 2.246 millones en 2013, de los que 1.872 millones corresponden a exportaciones. Effient aportará alrededor de 200 millones en comercio exterior. Actualmente en Madrid se fabrica Cialis (para la disfunción eréctil), Evista y Zyprexa. “Veo oportunidades en el futuro industrial del sector en España porque es un país con capacidades tecnologías, con infraestructuras, con un mercado laboral que se ha flexibilizado, y con costes competitivos”, señala Ellena. “Ya somos el cuarto sector exportador de nuestro país. Necesitamos contar con un clima amigable con el mundo del medicamento. Me gustaría que se dieran pasos consecuentes si este sector importa. Se puede crear un mejor entorno, con una política de aprecio a la investigación”, apunta. “Hay una cierta facilidad en criticar la innovación, su valor y su precio. No se valora su coste”.

r. Significa que es un planta que va a ampliar el espectro de actividades que tiene, de ser monotemática en orales secos a fabricar también productos parenterales (intravenosos) y sistemas de administración de medicamentos, por ejemplo las plumas con las que se administran las insulinas. Tener nueva tecnología y más áreas de actividad nos posiciona mejor a medio plazo. El segundo impacto positivo es que gracias a los nuevos volúmenes de trabajo de Alemania y ahora de Indianápolis, no tenemos que pasar por el mal trance de perder hasta 150 empleos debido a pérdidas de patentes. Así la filial se posiciona de forma muy atractiva para nuevos fármacos que la compañía va a comercializar en los próximos años cuando sean aprobados.

P. ¿Por qué se elige Alcobendas?

r. El portfolio de productos de la compañía va cambiando y lógicamente se tiene que ir redistribuyendo la producción, instalando tecnología para los nuevos medicamentos que van a venir. Se elige Alcobendas por su trayectoria, numerosas veces reconocida como una planta flexible, competitiva, enormemente eficiente y muy valorada por los clientes a los que servimos. Además, el prestigio que ha ganado la planta con los años viene por la capacidad para manejar la complejidad de hacer diversos fármacos para más de 120 países con diferentes regulaciones.

P. ¿Cuántos productos llegarán?

r. Son bastantes. Las decisiones no están tomadas. Va a haber lanzamientos de nuevos medicamentos en el periodo 2015 a 2019. A Alcobendas vendrá en 2017 a fabricarse el fármaco Effient, un antiagregante plaquetario muy potente ya comercializado, que actualmente se está produciendo en Indianápolis. Nos convertimos en el suministrador global para este medicamento. Serán alrededor de 120 millones de dosis de producción para la planta y poder exportar este producto a EE UU, una situación que se da en muy pocas ocasiones.

P. ¿Solo Effient por ahora?

r. Cuando haya que tomar la decisión de dónde producir un fármaco, España ahora será una opción. Vamos a fabricar más productos gracias a la nueva tecnología instalada. Alcobendas será una de las dos opciones junto a Puerto Rico. No hay decisión hasta que el producto esté a punto de ser aprobado.

P. ¿Necesitarán una mayor plantilla?

r. Vamos a preservar 150 puestos que estaban en peligro y en los próximos años, el Project Lion significará 100 nuevos puestos de trabajo en tres años. Pero de los medicamentos en desarrollo y que pueden venir, no sabemos qué impacto adicional tendrán.

P. ¿Qué inversión supone?

r. Invertimos alrededor de nueve millones de euros por año y, adicionalmente, se invertirá 11 millones hasta 2016 en la remodelación de la planta sin expansión en metros cuadrados.

P. ¿Y respecto a la exportación?

r. No solo vamos a exportar a los más de 120 países, sino que ahora se incluye a EE UU. Va a ser un salto realmente importante, pero lo cuantificaremos a medio plazo. Solo Effient puede ser un medicamento de 180 a 200 millones.

“La deuda hospitalaria es crónica y estructural”

P ¿Qué efecto tendrá la pérdida de patente de su fármaco Cymbalta en España?

R En nuestra facturación supone entre un 14% y un 15%. Va a doler mucho porque es el de mayor facturación, aunque vamos a lanzar nuevos medicamentos como Cyramza u otros para la diabetes. Nuestra facturación puede caer ente un 7% y un 8% en el mercado local en 2015. Pero no habrá consecuencias; miraremos a largo plazo. Va a ser un año de crecimiento para Lilly a nivel mundial, pero todavía no en Europa.

P ¿Qué importancia tiene el centro de I+D de Lilly en España?

R Supone trabajar con las universidades e instituciones como el CNIO para nuevos fármacos. El único país de Europa con centro de investigación y planta de producción es en España. Indianápolis tiene un gran respeto por la I+D de este centro. La molécula de uno de los actuales medicamentos en ensayos en fase II, para el tumor cerebral, fue encontrada y desarrollada en Alcobendas.

P ¿Cómo les han afectado los recortes de gasto en farmacia?

R Los recortes nos han afectado muy duramente, aproximadamente en un 20%. Nos ha creado muchos problemas aquí y en otros lugares, porque España está en la cesta de precios de referencia por la que se fija precio en otros 35 países. El 45% de lo ahorrado en sanidad vino en fármacos. Creo que se debería haber abordado el gasto sanitario en términos generales. Suena francamente desproporcionado un recorte en medicamentos que ya están en la banda baja de precios de Europa. Se podría haber tocado también la gestión y la eficiencia.

P ¿Qué retrasos sufren en el pago de la deuda hospitalaria?

R De 300 días de media. Esto no es un tema que tenga que ver con la crisis. La deuda hospitalaria es crónica y estructural en este país desde que yo tengo memoria. En los años ochenta había autonomías con más de 1.000 días sistemáticamente. Es estructural porque hay infrafinanciación y mala presupuestación claramente, un 20% por debajo del gasto real.