Desarrolla una plataforma que dará mayor libertad de elección al cliente

BME plantará cara a la gran banca en la venta de fondos de inversión

Salón central del Palacio de la Bolsa, en Madrid.
Salón central del Palacio de la Bolsa, en Madrid.

Bolsas y Mercados Españoles (BME), la empresa propietaria de las Bolsas de Madrid y Barcelona, prepara una iniciativa que promete revolucionar el mundo de la gestión de activos. La compañía está desarrollando una nueva plataforma de suscripción y reembolso de fondos de inversión para aportar mayor transparencia, flexibilidad y accesibilidad a este tipo de producto financiero. Una vez que este servicio se ponga en marcha, se convertirá en un duro competidor para los grupos bancarios que hoy dominan este mercado. 

BME 25,20 -0,79%

De acuerdo con fuentes cercanas a BME, la empresa está trabajando ya en esa herramienta de compraventa de fondos, que estará lista a lo largo de este ejercicio. Cuando empiece a operar supondrá una importante fuente de ingresos para el operador de los mercados españoles de valores.

El volumen de fondos registrados en España asciende a 200.000 millones euros, según datos de Inverco (la asociación de instituciones de inversión colectiva), y durante 24 meses consecutivos este tipo de productos han recibido entradas netas de dinero.

Más del 40% del volumen de fondos gestionados esta en manos de Banco Santander, La Caixa y BBVA. Sumando la cuota de mercado de las nueve mayores gestoras –todas ellas en manos de grandes bancos– alcanzan el 80% del volumen de fondos. Los ingresos de las gestoras por la administración y venta de fondos se acercan a los 4.000 millones de euros.

El hecho de que los grupos bancarios tengan esta predominancia en la comercialización de fondos de inversión ha provocado que los clientes contraten habitualmente los productos creados y gestionados por su banco de referencia, en lugar de buscar los fondos de más calidad.

Hace cinco años, BME ya intentó poner en marcha la plataforma para la intermediación de los fondos de inversión registrados en la CNMV, con el objetivo de que estas instituciones de inversión colectiva ampliaran su red de distribución y accedieran al tratamiento automático de órdenes, como ocurre ahora con la renta fija, las acciones bursátiles o los fondos cotizados, ETF.

Sin embargo, la presión de la banca, la nueva normativa sobre liquidación y custodia de valores y el desplome del negocio de la gestión de activas, llevaron a los gestores de BME a retrasar el proyecto.

“En caso de que esta iniciativa se lleve a cabo, sería una excelente noticia para los inversores, que tendrán mucho más fácil acceder a cualquiera de los fondos registrados en España”, explica Martín Huete, exdirector de inversiones de Caja España y asesor de Feelcapital y Áureo Wealth Advice. “Los clientes peor informados de los bancos seguirán comprándoles los fondos, pero aquellos que tengan mayores conocimientos financieros lo tendrán mucho más fácil para traspasar sus ahorros a fondos de terceros. Este movimiento dinamizará el mercado y concederá mayor importancia a la gestión, frente a la mera comercialización”.

Cambios en el consejo de BME

Desde que en 2010 BME anunciara su proyecto de plataforma de fondos, para posteriormente retirarlo, han cambiado muchas cosas. En primer lugar, el accionariado de esta compañía ha dejado de estar controlado por los grandes bancos. En esas fechas, BBVA, Caja Madrid (posteriormente Bankia) y La Caixa ostentaban participaciones que iban del 4% al 6% en el capital del gestor de la Bolsa. Ahora, tan solo quedan Banca March y BNP Paribas, y su participación es puramente financiera.

BME, además de ser el mercado donde se intermedian las acciones bursátiles en España, también ofrece servicios de compraventa de renta fija (tanto pública como de empresas), derivados, fondos cotizados, así como liquidación y custodia de valores. Además, la compañía cotiza en Bolsa desde julio de 2006. En 2013 obtuvo un beneficio de 143 millones y hasta septiembre de 2014 había ganado 122 millones de euros. Ayer mismo anunció que distribuirá su dividendo complementario el próximo 8 de mayo.