Cuestiones a considerar antes de lanzar un negocio

Seis preguntas que debes responder antes de emprender tu negocio

Planteamos seis cuestiones que debes responder antes de emprender tu negocio. Y las respuestas más adecuadas para las mismas, con el objetivo de valorar si realmente estás o no preparado para emprender

Adaptación del texto original publicado por Susan Payton en QuickBooks.

La idea de lanzar un negocio es como un sueño para mucha gente, de repente te conviertes en tu propio jefe, tienes la última palabra en todo, y si además trabajas desde casa, puedes hacerlo incluso en pijama. Pero no todo el mundo está hecho para ser emprendedor, y lo más inteligente es pararse a valorar detenidamente una serie de factores con antelación. Aquí tienes algunas cuestiones que deberías plantearte antes de emprender un negocio:

¿Te gusta correr riesgos? La gestión de una empresa puede llegar a ser bastante arriesgada, sin ninguna garantía de que tu idea vaya a ser rentable, y tal vez de ni siquiera poder obtener un sueldo estable. Si la idea de un futuro tan incierto se te hace demasiado grande y no estás seguro de poder sobrellevar el estrés, lo más sensato es optar por algún tipo de negocio complementario al margen de tu trabajo habitual a tiempo completo.

¿Tienes nociones de cómo dirigir un negocio? Aunque no sea necesario tener un MBA para montar una empresa, deberás poseer ciertas habilidades, experiencia o interés para gestionar tu propio negocio. Lo ideal es estar familiarizado con aspectos como la gestión, operaciones, marketing y liderazgo, y mostrar seguridad en la toma de decisiones importantes, que van a marcar tu camino hacia el éxito.

Si tus conocimientos en alguna de las áreas de la gestión empresarial son escasos, deberás buscar por tu cuenta las herramientas necesarias para completar tu formación. Manuales, blogs, revistas, asistir a seminarios o cursos de educación continua para ponerte al día. Estos recursos pueden serte de utilidad:

¿Está preparada tu familia para la presión que puede ocasionar emprender un negocio? La creación de una empresa no solo va a afectarte a ti. Con seguridad, tu familia también tendrá que hacer frente a la situación cuando te encuentres ausente por un elevado número de horas. Es difícil poder dar el cien por cien a ambos, negocio y familia. Aunque el porcentaje de emprendedores que se divorcian todavía no está recogido en las estadísticas, sin embargo, hay bastantes voces que lo consideran mayor que en el caso de parejas con otro tipo de ocupación.

Resulta fundamental la comunicación con la pareja e hijos mayores, así como con otros familiares cercanos, conocer sus puntos de vista y compartir con ellos tus ambiciones empresariales. Lo mejor es tratar de encontrar un equilibrio entre sus expectativas y necesidades y las de la empresa que acabas de emprender.

¿Estarías dispuesto a emplear tus ahorros en el negocio? Lanzar un negocio es costoso, no solo vas a necesitar contar con suficiente dinero en metálico para los gastos de puesta en marcha, sino además lo suficiente para ayudarte a superar el primer año, tanto en términos de negocio como en gastos personales. Podrías solicitar un préstamo, pero muchos bancos son reacios a conceder crédito para nuevas empresas, a no ser que cuentes con una sólida reputación.

Si tienes una cuenta de ahorros para tu jubilación, deberás asegurarte de que el negocio vale la pena antes de poner en peligro tu fondo de pensiones. Lo más importante es devolver el dinero lo antes posible en ambos casos.

¿Sientes verdadera pasión por esa idea de negocio? Una cosa es lanzarte a crear una solución que te parece genial, y otra es sentir verdadera pasión por ello. ¿Puedes verte a tí mismo dirigiendo el negocio en los próximos años?, porque es esencial que seas capaz de comprometerte a vivir y saborear el sector al que vas a unirte. Ese amor por lo que haces se va a reflejar y los clientes van a captarlo claramente, al igual que la falta de pasión. Eso te ayudará a conseguir lo que deseas de ellos.

¿Estás decidido a asumir la cantidad de trabajo que va a suponer? Si existiera una manera sencilla y rápida de garantizar la puesta en marcha de un negocio de éxito, todo el mundo se aventuraría a ello. Vas a tener que emplear un montón de tiempo, dinero y energía que, sin lugar a dudas, te distanciará de otros aspectos de tu vida, al menos en los primeros meses. Tendrás que ser capaz de seguir adelante, incluso cuando te encuentres al borde de abandonar.