_
_
_
_
El pago en efectivo, cada vez menos frecuente en el extranjero

Consejos básicos para proteger tu tarjeta de crédito en el extranjero

Tarjeta de crédito en el extranjero

Los españoles cada vez viajamos más fuera. La crisis ha cambiado buena parte de los hábitos, también en nuestros viajes. Hemos abandonado las largas vacaciones por desplazamientos de menos días, pero eso sí, cada vez más fuera de nuestras fronteras. Desde la entrada del euro en gran parte de los países de nuestro entorno y la extensión prácticamente universal del pago con tarjeta, ya son pocos los que pasan por el banco para cambiar moneda o se realiza en una cuantía mucho más pequeña. Las tarjetas son prácticas y cómodas, pero también tienen sus riesgos y costes.

El robo o pérdida y el uso fraudulento son los más importantes, pero incluso sin tener incidentes podemos encontrarnos con sorpresas desagradables por los costes que conlleva su uso. Sacar dinero es muy caro, la tarifa normal es de un 4% con un mínimo de 2,40 euros por operación, pero no sólo eso, también existen comisiones por pagar compras en un país de divisa distinta al euro. Ciertos hábitos nos ayudarán a minimizar el coste, por ejemplo no sacar muchas veces dinero de los cajeros, es mucho más barato sacar 300 euros de golpe, que 6 veces 50 euros, pero también usar la tarjeta de crédito para grandes compras y para las más pequeñas hacerlo en efectivo. Aunque también hay que saber que existen tarjetas que permiten sacar dinero en efectivo en el extranjero sin un coste adicional como por ejemplo con la tarjeta del Banco Mediolanum o de EVO Banco.

Consejos para evitar sobresaltos

Si seguimos una serie de consejos podemos disminuir ambos riesgos y conseguir que nuestras vacaciones tengan los mínimos sobresaltos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_