La base de cotización mínima para autónomos sube un 1%

La cuota mínima, que es la que afrontan la mayor parte de los trabajadores por cuenta propia, quedará establecida en 264,44 euros

La base de cotización mínima para autónomos sube un 1%

Como suele ser habitual todos los años los autónomos reciben malas noticias en cuanto a las subidas de las bases de cotización. La base mínima desde el pasado 1 de enero queda en 884,40 euros, que representa una incremento del 1%. De esta manera, aquellos trabajadores por cuenta propia que cotizan por la cuota mínima, que son la mayoría, deberán abonar 264,44 euros mensuales, mientras que para los autónomos societarios la cuota quedará establecida en los 315,97 euros,

Por contra, la base máxima de cotización sólo sufrirá una subida del 0,25%, al pasar de los 3.597 a los 3.606 euros mensuales, según apuntan en la Asesoría de empresas Dysiem, especializada en el asesoramiento a pymes y autónomos.

En función de la edad del trabajador por cuenta propia hay una serie de particularidades que deberían tener en cuenta. De esta manera la base de cotización con el año recién estrenado quedaría de la siguiente manera:

  • Los que tengan menos de 47 años podrán elegir su base de cotización dentro de la mínima y la máxima.
  • Los autónomos que hayan cumplido los 47 años y su base de cotización a fecha de diciembre de 2014 asciendese a al menos a 1.926,60 euros mensuales o se den de alta este año, podrán escoger la base que quieran dentro de las bases máxima y mínima.
  • Los que ya cuentan con 47 años y tengan una base de cotización por debajo de los 1.926,60 euros al mes, no tendrán la oportunidad de elegir una base de cuantía superiora 1.945 euros, salvo en determinadas situaciones.
  • Los que hayan rebasado los 48 años, la base estará comprendida entre los 953,70 y 1.945,80 euros mensuales, salvo en ciertas excepciones.

El año 2015 trae a los trabajadores autónomos una serie de novedades que no podemos pasar por alto. La reciente aprobación de la Ley de Mutuas permitirá que los profesionales por cuenta propia lo tengan más sencillo para conseguir el cese de actividad y la prestación por desempleo. Únicamente será necesario acreditar un 10% de pérdidas anuales.

También habrá unas condiciones más ventajosas en el capítulo fiscal, ya que las retenciones pasan al 19% este año y al 18% en el siguiente. En el caso de aquellos autónomos que tengan rentas por debajo de los 15.000 euros anuales, desde hace unos meses el tipo de gravamen quedó establecido en el 15%.