El grupo analizará posibles alianzas con las empresas del magnate mexicano

Juan Béjar reclama compromiso a la plantilla de FCC ante la ‘era Slim’

Juan Béjar, consejero delegado de FCC.
Juan Béjar, consejero delegado de FCC.

La fuerte exposición a la prensa, los recientes ajustes y la incertidumbre sobre la búsqueda de nuevos accionistas –con la refinanciación de Esther Koplowitz y las negociaciones con George Soros como telón de fondo–, motivaron que el consejero delegado de FCC, Juan Béjar, lanzara a finales de noviembre un mensaje dirigido a los miles de empleados del grupo. En él reclama dosis de ilusión y compromiso ante la etapa que se ha abierto en FCC con la entrada del multimillonario mexicano Carlos Slim tras una ampliación de capital de 1.000 millones de euros.

El ejecutivo utilizó su blog personal, alojado en la intranet corporativa desde marzo y del que aseguran en FCC que tiene notable aceptación como canal de comunicación. La carta incluye siete puntos clave: analiza el cambio de estructura accionarial; resalta la llegada de inversores de relevancia mundial; una estructura patrimonial reforzada; avanza la posibilidad de volver a crecer; subraya la confianza de Carlos Slim en el plan estratégico de FCC; afirma que el grupo español y las empresas del magnate podrían buscar alianzas, y cierra con la petición de compromiso en la nueva etapa.

5.000 entradas

El artículo de Juan Béjar fue publicado el 28 de noviembre, cuando ya era conocida la venta de los derechos de Esther Koplowitz en la ampliación de capital a Slim. Este ha invertido 650 millones en FCC para convertirse en primer accionista y aliarse con Koplowitz, con la que ha pactado el control conjunto.

Béjar, que sube una media de dos a tres artículos mensuales al blog, habla de las “trascendentes consecuencias” de la recapitalización de FCC y recuerda que Bill Gates, Slim y Esther Koplowitz, entre otros, forman un grupo de inversores de relevancia mundial en torno a FCC, lo que debe ser toda una inyección de optimismo para la plantilla. Esta intervención tuvo más de 5.000 lectores entre los 12.000 trabajadores que tienen acceso a un ordenador en su puesto de trabajo, de los 63.000 empleados del grupo.

El mensaje trata de erradicar cualquier rastro de pesimismo tras una dura reestructuración, las dificultades de la anterior accionista de control para cerrar un acuerdo con la banca, las pérdidas económicas o las informaciones sobre una situación patrimonial delicada. “Entiendo la inquietud y el malestar y, por supuesto, estoy dispuesto a dar personalmente las explicaciones que me pida cualquier trabajador de FCC con absoluta franqueza”, escribió el ejecutivo. Y a renglón seguido apuntó que no entendería a quienes se dedican a “añorar tiempos mejores o a llorar sobre la leche derramada o a suspirar por lo que pudo ser y nunca fue”.

Con notable trayectoria en el mundo de las infraestructuras, Béjar es conocido como un ejecutivo con escasos miramientos. En una charla en Esade, el pasado mes de junio, llegó a afirmar que no dudaría en sustituir a cualquier empleado incapaz de adaptarse a la situación cambiante del negocio si en el mercado encontraba personal más preparado o con mejor actitud. Era todo un toque de atención a sus trabajadores en plena reestructuración.

“La nueva FCC no se construye en los pasillos, sino en las mentes de cada uno de nosotros”, escribe ahora en su blog como nuevo aviso a navegantes. El ejecutivo resalta que cada uno de los componentes de la plantilla tiene ante sí “un nuevo escenario, una nueva empresa y una nueva oportunidad profesional”.

Juan Béjar lanzó un plan de reconversión que ha buscado el saneamiento de la compañía y la venta de negocios no estratégicos. Bajo su punto de vista FCC tenía cinco grandes problemas que la llevaron a graves pérdidas durante la crisis: exceso de deuda, negocios demasido expuestos a la crisis, como el cementero o el inmobiliario; una expansión internacional poco rentable; un modelo de gestión alejado de los negocios, y una estructura sobredimensionada.

Tras el post titulado Un nuevo escenario para una nueva empresa, ha habido otros dos: uno de felicitación de las Navidades y un segundo sobre las conclusiones de una convención de FCC Construcción celebrada a mediados de diciembre.

Encuentros entre ejecutivos y empleados

Cuando Luis Gallego se puso al frente de la crisis de Iberia instauró un encuentro periódico con una veintena de trabajadores de distintas áreas para trasladar la actualidad de Iberia y conocer las inquietudes de la plantilla. Los sindicatos aplaudieron.

Algo parecido ha empezado a hacer el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, con directivos dispersos por los distintos mercados de la compañía. La primera reunión tuvo lugar tras la convención de la empresa celebrada en Toledo semanas atrás. Primero preguntan los directivos y después lo hace el consejero delegado, quien pide sinceridad en las intervenciones.

En FCC, el blog de Béjar se ha convertido en uno de los principales canales de información a la plantilla. Las entradas se traducen al inglés y están abiertas a comentarios que el ejecutivo atiende personalmente.