España, cuarto país con un mayor número de penetración del smartphone

¿Reparar o comprar un nuevo teléfono móvil?

¿Reparar o comprar un nuevo teléfono móvil?

Cada vez hay una mayor penetración del smartphone y dispositivos móviles. Los países cuentan cada vez con más móviles y dispositivos inteligentes con los que poder comunicarse, navegar y realizar un sinfín de funciones. De hecho España es, según el estudio Consumo Móvil en España2014: Revolución y evolución llevado a cabo por Deloitte, el cuarto país de los países desarrollados en penetración de smartphones, con un porcentaje del 85% de penetración, tan solo superado por Singapur, Corea del Sur y Noruega con un 89%, 88% y 87% respectivamente.

Estos datos quedan reforzados por los de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que en su última nota mensual correspondiente a octubre muestra que existen 50.821.958 líneas móviles, lo que hace que la penetración de las líneas móviles sea de 109,3 líneas móviles por cada 100 habitantes.

Ante un panorama marcado por un consumidor multidispositivo, un país con una alta penetración de smartphones y líneas móviles, y con una situación económica delicada, cuando se produce la rotura del smpartphone o tablet, la palabra reparación va cobrando más relevancia frente a la posibilidad de comprar un nuevo dispositivo. Se trata de ahorrar y alargar la vida útil de los dispositivos. La crisis ha potenciado este tipo de decisiones ya que una reparación puede ser suficiente y definitivamente más económica que la compra de un nuevo dispositivo. Cuando la rotura se produce, hay que plantearse distintas opciones.

¿Qué tener en cuenta?

  • ¿Lo cubre la garantía? Este tipo de dispositivos cuentan con una garantía del fabricante que puede oscilar entre uno o dos años. Hay que asegurarse de si el tipo de avería que el aparato ha sufrido queda cubierto por la garantía o no y sobre todo si la garantía no ha caducado. Parece obvio, pero a menudo nos encontramos frente a una garantía que creíamos que cubría según qué averías y luego no es así.
  • ¿Lo cubre el seguro? En ocasiones con la compra de un smartphone se oferta la contratación de un seguro. Primero hay que meditar si verdaderamente compensa su contratación respecto al precio de la prima y del coste del propio terminal. Cuando la rotura se produce, hay que consultar si la avería queda dentro de las coberturas del seguro. Además conviene conocer si en caso de tener un seguro de hogar contratado, éste cubre algún tipo de avería del terminal o si solo cubre cuando se produce el robo del mismo.
  • El coste de la reparación. La rotura de pantalla es por ejemplo una de las averías más comunes en los smartphones y su arreglo suele tener un coste de entre 50 y 80 euros según el modelo y marca del terminal, y sobre todo también dependiendo del lugar en el que se repare. Si la avería es mayor y no lo cubre la garantía y tampoco se tiene un seguro, el coste puede dispararse. Por este motivo, hay que conocer previamente el presupuesto de la reparación y sopesar muy bien si compensa repararlo o bien si quizá sea mejor invertir en un nuevo terminal -dependiendo del teléfono y de las necesidades del usuario-. Si se opta por la reparación, es recomendable hacerlo en las tiendas oficiales ya que estos establecimientos cuentan con una garantía de la propia reparación que otros establecimientos no oficiales no cuentan.

Me decido a renovar el terminal

Si la decisión final es la de comprar otro teléfono, habrá que valorar qué diferentes opciones se tienen para ello. La compra de terminales libres, la compra online, el emergente mercado de teléfonos “chinos” o la posibilidad de financiar el teléfono y pagarlo en cómodos plazos a través de una operadora son algunas de las alternativas por las que decidirse. Muchas son las formas y lugares de adquirir un nuevo teléfono, pero lo interesante y recomendable una vez más será la compra en tiendas que ofrezcan garantías de servicio postventa.