El premier se entrevista el miércoles con Angela Merkel

Cameron hará un referéndum sobre la UE en 2017

El primer ministros británico, David Cameron, ayer, en una entrevista en los estudios de la BBC en Londres.
El primer ministros británico, David Cameron, ayer, en una entrevista en los estudios de la BBC en Londres.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo el domingo que le gustaría presentar un referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la Unión Europea a partir de 2017, si es posible. Bajo la presión de los euroescépticos de su propio partido y el aumento de la popularidad del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), que propugna la salida de la Unión Europea, Cameron se ha comprometido a renegociar las relaciones de Reino Unido con los Veintiocho y tratar de recuperar los poderes para Londres.

Cameron dijo que va a celebrar un referéndum en 2017 si su partido gana las elecciones generales del 7 de mayo. “Si, creo que si pudiéramos hacer eso antes yo estaría encantado. Es lo más pronto que puedo cumplir con este compromiso de una renegociación y un referéndum... el mejor”, dijo a la BBC.

Cameron discutirá el miércoles en Londres sus planes de reforma, que incluyen la restricción de acceso de los inmigrantes de la UE a los pagos de asistencia social, con la canciller alemana, Angela Merkel. El premier ha afirmado que van a requerir modificación del Tratado, pero Merkel ha dejado claro que no va a permitir que las normas de la UE sobre la libre circulación de los trabajadores se diluyan.

El líder del UKIP, Nigel Farage, dijo a Sky News que los planes de Cameron sobre el referéndum habían sido “una patada al air”, y aseguró que su renegociación parecía “muy improbable”.

Elecciones sin dueño

Las elecciones de mayo parece que van a ser una de las más reñidas en la historia británica moderna. Muchos analistas predicen que ni conservadores ni laboristas van a conseguir la mayoría para poder gobernar, lo que posiblemente resultará en otra coalición de dos o más partidos. Cameron, cuyo partido ha gobernado Reino Unido en coalición con los liberal-demócratas desde 2010, intercambiaron críticas con los laboristas el domingo en relación con la evolución de la economía y los asuntos de salud pública. Desde el Partido Laborista aducen que los conservadores han prestado mucho más de lo previsto y ahora el objetivo de reducir el déficit presupuestario se hace demasiado rápido y demasiado profundamente por razones puramente ideológicas.

Los partidarios de Cameron destacan que la economía británica ha salido de su recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial para disfrutar ahora la mayor tasa de crecimiento de Occidente. “La verdadera preocupación que tengo es si nos volvemos hacia atrás ahora, si nos remontamos a las malas maneras de más endeudamiento, más gasto... vamos a ir directos de nuevo a poner en peligro la recuperación económica de verdad”, manifestó Cameron. Dijo que los recortes de gasto público planificados eran “moderados, sensatos, razonables”, mientras que las propuestas de los laboristas significaría más endeudamiento y un extra de 13.500 millones (11.250 millones de euros) en el pago de intereses de la deuda a finales de la próxima legislatura.

El portavoz de negocios del Partido Laborista, Chuka Umunna, señaló que los comentarios fueron “reclamos desesperados de un primer ministro desesperado”. El domingo, el Partido Laborista dio a conocer dos carteles de la campaña y un documento de 27 páginas criticando lo que describió como la caída del nivel en el servicio financiado por el Sistema Nacional de Salud (NHS) y advirtiendo de que los recortes previstos de los conservadores lo dañaría aún más. “Nuestro servicio de salud no va a sobrevivir otros cinco años de David Cameron”, dijo el portavoz del Partido Laborista Douglas Alexander. “Es por eso que el NHS está en la papeleta de voto en esta elección”