Breakingviews

Los grandes defectos del bitcoin

Los defectos del bitcoin acelerarán su desaparición en 2015. La moneda digital no está controlada por un Estado, sino por un algoritmo por el cual se pueden minar bitcoins a través de la resolución de problemas matemáticos. El universo de los mineros puede entonces validar las cadenas de bloques de transacciones de bitcoin por mayoría de votos, según su esfuerzo en la minería. Como recompensa, los mineros reciben más bitcoins, distribuidos al azar.

Mediante la combinación de sus actividades, los creadores de la moneda pueden incrementar su probabilidad de recibir un bitcoin, que pueden compartir entre ellos. Dando por sentada su aversión al riesgo, el sistema se inclina hacia el monopolio. Esta tendencia teórica queda validada por la configuración actual del bitcoin, en el que un solo minero, GHash.IO, que agrupa los intereses de los participantes individuales, controla actualmente cerca del 39% de la actividad, según Blockchain.com.

Con el tiempo, la tasa de producción de bitcoin disminuye y el trabajo necesario para producir uno aumenta

Si un minero llegara a controlar más de la mitad de la creación de bitcoin, podría elegir qué cadenas de bloques validar; los participantes dependerían de su integridad, de una forma que no dista mucho de lo que dependen de la confianza en un gobierno.

Con el tiempo, la tasa de producción bitcoin disminuye y la cantidad de trabajo necesario para producir uno aumenta Un estudio de julio 2014 del investigador australiano Hass McCook calcula que el coste de producción de un bitcoin incluido el equipo fue de aproximadamente 600 dólares (unos 492 euros) por moneda, lo que comparado con el precio del bitcoin actual de alrededor de 325 dólares sugiere que el desarrollo se reducirá con el tiempo a menos que el precio suba bruscamente.

Los defectos del bitcoin son cada vez más evidentes, lo que puede explicar por qué los precios bajaron a más de la mitad en 2014. Esa tendencia podría continuar.