Crear una cartera variada para minimizar riesgos

¿Quieres garantizar 30.000 euros para tus hijos?

¿Quieres garantizar 30.000 euros para tus hijos?

Una de las mayores preocupaciones de todo padre es poder garantizar a sus hijos un importe que les permita poder pagarse su educación superior u otros gastos derivados una vez estos cumplan la mayoría de edad.

En base a estas preocupaciones, existen actualmente varios productos ofrecidos por la banca comercial enfocados exclusivamente a este fin, que permiten una aportación periódica y que obligan a mantener el depósito hasta que el beneficiario cumpla la mayoría de edad.

Aunque estos productos tengan la facilidad de estar diseñados específicamente para lo que buscamos, se puede también crear una cartera que funcione de igual manera, con un retorno superior a lo ofrecido por dichos productos y con la ventaja de poder disponer del capital aportado si en algún momento lo requiriéramos.

La mejor manera de garantizar esos 30.000€ para su hijo pasa por invertir en fondos o en bonos y, en cualquier caso, siempre se puede optar entre hacer pequeñas aportaciones periódicas o una inicial mayor.

Antes de entrar a valorar los distintos vehículos con los que llegar a la cantidad deseada, analizaremos primero las cantidades que se tendrían que aportar en cada caso. Si quieres asegurar 30.000€ para cuando tu hijo cumpla la mayoría de edad, suponiendo que empiezas a hacer aportaciones cuando nazca, se requeriría una aportación anual de 1.070€ siempre que obtengamos una tasa de retorno anual media del 4.5%.

Por otro lado, si prefiere hacer una aportación inicial única y mantener los valores durante 18 años (o al menos no hacer aportaciones añadidas), requeriría un total de 13.585€ suponiendo la misma tasa de interés que antes, del 4.5%.

Respecto a los fondos de inversión, existen multitud de ellos, de muchos perfiles diferentes; renta fija, renta variable, mixtos, con inversiones en distintas regiones, etc. Lo que, en definitiva, nos permite escoger el fondo que se adapte mejor al nivel de riesgo que deseemos y a nuestras perspectivas de mercado.

Para este caso, la mejor opción sería buscar dos o tres fondos con un perfil de riesgo bajo; que inviertan en mercado monetario y en renta fija, y con una exposición geográfica a las economías desarrolladas. Dentro de este perfil, dos buenas opciones serían los fondos Carmignac Securité y M&G Optimal Income, que han dado unos retornos anuales similares a lo que buscamos y con un riesgo muy bajo.

En cuanto a los bonos, ahora mismo es difícil encontrar bonos soberanos de economías desarrolladas que ofrezcan una TIR a los niveles del 4.5% que buscamos debido a las condiciones de mercado provocadas por el tipo de interés del BCE cercano a cero (0.05%). Así pues, el objetivo sería buscar bonos corporativos con un riesgo bajo, dónde si podríamos encontrar un retorno de 4.5%. Un ejemplo sería el bono de Telecom Italia con vencimiento en enero del 2033 y que ofrece una TIR del 5%, y mediante una gestión dinámica se podría incluso superar este 5%.

Lo mejor en estos casos es evaluar las opciones disponibles, rodearse de un buen asesor y conformar una cartera que proporcione beneficios y rentabilidad para el día de mañana de tus hijos.