Evitará el concurso traspasando su negocio inmobiliario

San José, a punto de refinanciar

Jacinto Rey, presidente de San José, en la salida a Bolsa del grupo, en 2009.
Jacinto Rey, presidente de San José, en la salida a Bolsa del grupo, en 2009.

Tras más de un año negociando la refinanciación de su deuda, San José, con una plantilla de más de 2.000 personas, ultima hoy la firma con los bancos acreedores de un acuerdo que permitirá a la compañía evitar declararse en concurso de acreedores y a Jacinto Rey, su presidente, matenerse en el grupo.

De acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones el grupo de construcción y servicios traspasará a la banca acreedora su negocio inmobiliario, que quedaría controlado por las sociedades de inversión Varde Capital y Marathon Asset Management, con un 55%; Popular, con un 25%; y otras entidades, entre las que figuran JPMorgan y Deutsche Bank, controlarán el 20% restante. San José no ha confirmado esta información.

A 30 de septiembre la deuda financiera de San José ascendía a 1.626,1 millones de euros. El grueso de la deuda del grupo proviene de la adquisición en 2007 de la inmobiliaria Parquesol, en una operación valorada en 1.000 millones de euros y acordada en la antesala del estallido de la burbuja inmobiliaria. En los tres primeros trimestres del año San José ingresó por su negocio inmobiliario 55 millones, un 15,3% más que en el mismo periodo del año anterior.

En el negocio inmobiliario de San José destaca su participación en la sociedad Dutch, la encargada de llevar a cabo la conocida como Operación Chamartín, en Madrid. El grupo presidido por Jacinto Rey tiene una participación en Dutch cercana al 30%, estando el resto en manos de BBVA. La operación, anunciada hace más de 20 años, está planteada como prolongación del Paseo de la Castellana sobre terrenos de Renfe, pero a pesar de que diferentes Gobiernos han comunicado ya en varias ocasiones el inicio de obras, lo cierto es que está paralizada.

Negocio internacional

En el tercer trimeste del año San José registró una facturación de 355,8 millones, un 10,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, y pérdidas de 36,6 millones frente a los 58,7 millones de euros perdidos en los nueve primeros meses de 2013. La compañía achacó los menores ingresos a la reducción de la actividad en Chile tras haber concluido la fase de construcción de dos hospitales en el país.

A día de hoy San José mantiene la mitad de su negocio fuera de España. En el mercado internacional el grupo ingresó 177,3 millones entre enero y septiembre, diez millones más que en el mismo periodo del pasado año. Entre sus principales obras en el exterior destaca la construcción del Museo Louvre en Abu Dhabi, la primera sede del museo francés edificado fuera del país y diseñado por Jean Nouvel. La obra, que ocupará una superficie de 64.000 metros cuadrados con 9.200 metros cuadrados destinados a galerías de arte, podría ser un importante pasaporte para que el grupo español logre otros contratos en Emiratos Árabes Unidos.

Según las últimas cuentas presentadas por la compañía, San José mantiene una cartera de pedidos valorada en 2.952 millones de euros, el 70% fuera de España. Del total de esa cartera, el 76% responde a clientes públicos.