Editorial

Menos funcionarios

El Ministerio de Hacienda hizo ayer público el dibujo del funcionariado en España. A finales del pasado mes de julio, fecha del análisis, la plantilla de empleados públicos ascendía a 2.522.631 personas, 25.000 menos que un año antes. Desde que se inició la legislatura, el número de funcionarios se ha recortado en 163.206 personas, un 6%. El mayor número de empleados públicos se concentra en las comunidades autónomas, con un total de 1.277.212 asalariados. Las regiones, que tienen las competencias en educación, sanidad y servicios sociales, han reducido la plantilla un 0,3% entre julio de 2013 y de 2014, y un 1,7% desde 2008. El ajuste más severo, sin embargo, se ha efectuado en la Administración central, con un 4,7%, por lo que su nómina es de 540.462 empleados. Por contra, los ayuntamientos son los únicos que han aumentado plantilla:han pasado de 549.010 personas a 556.260 en un año. La reforma de las Administraciones públicas, dirigida a alcanzar una mayor eficiencia en todos sus niveles, era, es y, sin lugar a dudas, será una de las más reclamadas por los expertos nacionales e internacionales. A la vista de los datos conocidos ayer, es evidente que el camino de esta vital reforma estructural se ha empezado a recorrer, aunque todo indica que la meta aún está por alcanzar.