Competiría con modelos como el que ya tiene Google
Mercedes-Benz

Mercedes y LG se alían para construir su propio coche autónomo

Pese a las dudas que puedan generar los coches autónomos parece que el futuro claramente pasa por este tipo de vehículos. Un ejemplo de lo que decimos es que, aparte del que ya tiene Google, otras compañías están trabajando para fabricar el suyo propio. Un ejemplo es Mercedes, que se ha buscado de aliado tecnológico a LG.

Uno de los primeros trabajos que se están realizando es el desarrollo del sistema de cámaras necesarias para que el coche en cuestión pueda circular de forma independiente teniendo en cuenta todos los condicionantes que se puedan encontrar a su alrededor. De esta forma Mercedes y LG ya están trabajando en las correspondientes cámaras estereoscópicas, siendo el fabricante asiático el que más aportará en este apartado en el que la tecnología tiene mayor peso (incluso desde la fuente de la información se indica que esta compañía será responsable de elementos clave).

El sistema de control que se utilizará en el futuro coche autónomo de Mercedes y en el que se basará LG es el llamado ADAS (Advanced Drive Assistance System), donde las cámaras que se incluyen son capaces de “leer” la propia carretera, emitir avisos cuando el coche cambia de carril y tener un informe en línea del estado del conductor. Como no, las alertas por obstáculos próximos también están contempladas.

Sistemas propios de entretenimiento de LG

Entre la información que se ha suministrado también se encuentra que LG proporcionará el sistema de entretenimiento que existirá en el coche de Mercedes, por lo que aplicará la tecnología que ya dispone para que la sinergia e integración con los diferentes terminales móviles de los usuarios sea una realidad. Es de esperar que para ello se utilice el sistema operativo Android.

El caso es que parece muy claro que parte del futuro del sector de la automoción pasa por el lanzar coches autónomos al mercado y, por esta razón, los diferentes fabricantes no quieren perder el paso para desarrollar modelos propios (y de esta forma no verse amenazados por Google). Ahora está por ver cómo se desarrolla legalmente la llegada de este tipo de coches y si serán capaces de circular por las mismas carreteras que los vehículos que existen en la actualidad.

Normas