Nacen de un producto español

M&Ms, el dulce más simpático

M&Ms, el dulce más simpático

Intrigante e inseguro, simple y despreocupado, sexy y elegante, neurótico y paranoico, moderno y seguro. Son los rasgos de personalidad de los integrantes de la familia M&M's. Rojo, Amarillo, Verde, Crispy y Azul han entrado en los hogares de todos los rincones del mundo desde el nacimiento de los primeros personajes en 1.954. Desde entonces la marca se ha esforzado mucho para que sus mascotas fuesen figuras mediáticas. Su nivel de popularidad hoy en día se puede medir con la de Mickey Mouse o Bart Simpsons. Como parte de una estrategia publicitaria, en 2007 aparecieron acompañados de el ogro más famoso del cine: Shrek. En la actualidad ya hablan 45 idiomas y están presentes en 100 países.

Para descubrir los orígenes de estos simpáticos snacks, por muy curioso que parezca, hay que remontarse a la Guerra Civil española, cuando Forrest Edward Mars vio a los soldados combatientes comer bolitas de chocolate cubiertas de azúcar para evitar que se deshicieran en los dedos debido al calor. El joven Mars que había emigrado a Londres tras una disputa familiar con su padre Frank Mars, creador de la también internacional chocolatina en barra “Milky Way” y del imperio de las golosinas en Chicago, quedó entusiasmado y por ello se asoció con R. Bruce Murriec para comprar los derechos de aquellas bolitas.

Las tiendas de la marca son visitadas por millones de turistas

Las Vegas, Nueva York, Orlando, Henderson, Londres y Shanghai son las ciudades del mundo que albergan tiendas M&M´s World. Unos emplazamientos que reflejan la gran popularidad de la marca en la sociedad. Ropa, utensilios de cocina, bisutería, cojines…. Todos los productos de merchandasing que se puedan llegar a imaginar se encuentran en estos pequeños mundos dedicados a M&M. Cada una de las tiendas refleja la personalidad de la ciudad donde se ubica, así en Nueva York se puede adquirir las mascotas transformadas en estatuas de Libertad, en Las Vegas pequeñas máquinas tragaperras rellenas de M&M o en Londres los famosos autobuses rojos.

En 1939 ambos consiguieron introducir el producto en el mercado estadounidense bajo el nombre de M&M. Dos años después ya estaban a la venta en el país y en 1950 ya habían conseguido alcanzar gran popularidad entre los ciudadanos estadounidenses, gracias, en parte, al auge de la televisión. Precisamente a este medio llegaron los primeros personajes de la familia, que bajo el eslogan “el chocolate se derrite en tu boca, no en tu mano”, consiguieron hacerse un hueco rápidamente en todos los hogares. Famosos actores han puesto la voz a los personajes desde entonces. Billy West, J. K. Simmons, Cree Summer, Erick Kirkchberger, Vanessa Williams y Phil Hartman son los encargados ahora de esta labor.

En 1964, ya suavizadas las disputas entre padre e hijo, Forrest Mars y M&M se fusionaron con el imperio familiar de las golosinas: Mars Inc. El resultado de esta unión ha dado lugar a algunas de las golosinas favoritas de varias generaciones.

Uno de los factores importantes que contribuyeron a este éxito, más allá del delicioso sabor de las golosinas, fue el hecho de que las marcas de Mars siempre estaban a disposición del público donde y cuando ellos quisieran comprarla. En este sentido, los canales de distribución ocupaban un lugar central en la política de la compañía. Todos los estadounidenses podían encontrar sus golosinas favoritas de Mars en cualquier rincón del país, desde las superficies más glamurosas de las grandes ciudades hasta las gasolineras de los pueblos más remotos. Este hecho ha contribuido en que M&M se haya convertido en un ícono americano a la altura de Coca-Cola o Mc Donalds.

En la década de 1980, M & M se expandió internacionalmente, pudiendo encontrar desde entonces los famosos dulces en Australia, Canadá, Europa, Hong Kong, Japón, Malasia y el Reino Unido y hasta en el espacio, ya que desde 1.981 los astronautas incluyeron las bolitas de chocolate como alimento en sus viajes. Por ello los confites pueden encontrarse exhibidos en el Museo Nacional Aéreo y Espacial en Washington DC.

Al igual que la marca el interior de las bolitas también se ha diversificado a lo largo de los años. Desde que en 1960 apareciese el relleno de almendras, la mantequilla de cacahuete, el chocolate con leche, la oblea, el dulce de leche o el pretzel son algunos de los sabores que los consumidores han podido saborear en sus bolitas, que siempre han permanecido envueltas de chocolate de distintos colores. La marca también ha aprovechado distintas festividades, como Pascua o Navidad para ampliar sus ventas lanzado una gran diversidad de ediciones especiales como huevos, conejos, abetos o velas.

Durante 2009 Mars se fusionó de manera global con Wrigley, siendo esta empresa la encargada de la distribución de la marca desde 2010 en España.

1930. Aparecen en España las bolitas de chocolate que no se desacían en las manos por estar recubiertas de azúcar.

1939. Mars y R. Bruce Muerriec compran los derecho de las bolitas de chocolate y las introducen en el mercado estadounidense bajo el nombre de M&M.

1941. M&M llega por primera vez a los hogares de las familias estadounidenses.

1948. El producto comienza a envasarse en las bolsitas que conocemos hoy, dejando de lado el packaging original: un tubo de cartón de color amarillo con letras marrones.

1950. Desde este año las pastillas comienzan a llevar impresa la letra “m”.

1954. Los confits chocolate con cacahuete son lanzados al mercado y aparecen los primeros personajes.

1972. Por primera vez los personajes de M&M son plasmados en el embolatorio de los dulces. Desde entonces no podemos encontrar ninguna bolsita sin ellos.

1980. Mars comienza a comercializar las bolitas a nivel global. En la actualidad pueden encontrarse en 100 países.

1981. Los astronautas comienzan a incluir los M&M entre su comida espacial. Esta ocurrencia hace que la marca consiga una gran popularidad mediática. La foto de Loren Shriver a bordo del Atlantis en 1.992 adquirió gran popularidad.

1990. Dos nuevos productos son incluidos a la gama: los confites de chocolate con manteca de cacahuete y los confites de chocolate con almendras

1995. El color azul se incorpora al surtido por votación popular. Además se lanzan los mini M&M, que se asemejan a los clásicos pero en un tamaño más pequeño.

1997 El primer personaje femenino se une a la familia de personajes. Las cualidades de Verde son ser sexy y elegante. Además este año se inaugura el Mundo M&M en la ciudad de Las Vegas, en la que podemos encontrar cualquier tipo de merchandasing de la marca que podamos imaginar.