Es una práctica generalizada en el sector servicios

¿Cuál es el pago en especie preferido?

Más de la mitad de empresas sigue pagando parte del salario en especie. Además, ocho de cada diez beneficios ofrecidos por las empresas coinciden con las demandas de los trabajadores.

¿Cuál es el pago en especie preferido?

Más de la mitad de las empresas españolas siguen apostando por la retribución flexible, a pesar de la crisis, para mejorar la satisfacción y fidelidad de sus trabajadores. Según el estudio Prácticas Empresariales sobre Retribución Flexible en España, elaborado por investigadores de la Universidad de Granada en colaboración con Edenred España, pioneros del Ticket Restaurant, el 51,2% de las empresas ofrece este modelo de retribución, que combina honorarios en metálico con productos o beneficios sociales. Además, el 51,8% ha mantenido el mismo nivel de beneficios de este tipo durante los años de crisis. En el informe se destaca que en un momento de revés económico como el que ha venido sufriendo España, las compañías españolas se han visto forzadas a impulsar políticas de retribución más creativas.

Una práctica que pasa por ser la que mayor sintonía genera entre empresarios y trabajadores. Con datos del informe, ocho de los diez beneficios sociales más ofertados por las compañías son también los más solicitados por los trabajadores, entre ellos los tickets de comida y los seguros médicos privados. El documento también destaca las ventajas de su implantación así como las dificultades para su puesta en marcha o el impacto que tienen en la capacidad de las organizaciones para atraer el talento y retener a su personal. Este tipo de pagos salariales no monetarios mejora la eficacia retributiva y el control de los costes salariales y además, increm enta la satisfacción de los empleados y su fidelidad, según sus autores.

En este sentido, el 48,9% de las compañías con planes de retribución flexible considera que ha mejorado mucho su posición respecto a sus principales competidores. Este porcentaje se reduce hasta el 33,7% entre las empresas que carecen de este modelo de compensación, que también es muy valorado entre los trabajadores. En el caso de España, “la elección de determinados beneficios sociales que tienen un mejor tratamiento fiscal en el IRPF, permite a los trabajadores incrementar su salario neto sin costes salariales adicionales para la empresa”, explica Manuel Asla, portavoz de Edenred.

El informe analiza cómo están de extendidos estos sistemas remunerativos entre las empresas que desarrollan su actividad de negocio en España, según su sector de actividad. La retribución flexible es una práctica generalizada entre las compañías de servicios y turismo, mientras que este modelo de complementos salariales es escaso en actividades como el comercio, tanto mayorista como minorista, la industria y la construcción.

En el estudio han participado 429 responsables de recursos humanos y 1.069 empleados de empresas pertenecientes a todos los sectores económicos en toda España.