La mejor alternativa para una rentabilidad extra

Fondos de inversión: Carteras para capear unos mercados muy volátiles

Los fondos de inversión seguirán siendo los protagonistas en 2015.
Los fondos de inversión seguirán siendo los protagonistas en 2015.

Los fondos de inversión son la mejor alternativa para aquellos ahorradores que busquen un extra de rentabilidad que ya no ofrecen los depósitos o las cuentas corrientes. Ahora bien, después de un 2013 excelente para la renta variable y la renta fija, el ejercicio que ahora termina ha sido más complicado, y los expertos consideran que el gran desafío para 2015 es encontrar productos que sepan lidiar con el aumento de la volatilidad en los mercados.

“Los inversores necesitan soluciones de inversión que les ayuden a cumplir sus objetivos de rendimiento y a minimizar el riesgo, tanto en mercados alcistas como bajistas, y que les permitan continuar enfocándose en sus objetivos a largo plazo”, explica Sophie del Campo, directora general de Natixis Gobal AM.

Desde Abante Asesores proponen para los inversores más conservadores el fondo Cartesio X, un producto mixto que aunque puede invertir hasta el 40% en renta variable, ahora solo tiene exposición del 20% (el resto está en renta fija, depósitos y liquidez). “Desde sus inicios, Cartesio X ha obtenido una rentabilidad anual del 5,31% con una volatilidad del 3,2%”, explica Marta Campello, de la gestora de Abante. “El tamaño del fondo, la experiencia de los gestores y una gestión prudente con enfoque de proteger el capital hacen del fondo una alternativa interesante para 2015.

Otra buena opción para este perfil también pueden ser aprovechar la experiencia de las Sicav especializadas en la preservación del patrimonio, y que en muchos casos están disponibles para invertir desde cantidades muy bajas. José María Luna, de Profim, señala el buen comportamiento que ha tenido históricamente Torrenova, la Sicav de la familia March, que cuenta con un fondo (March International Torrenova) que replica su estrategia.

"Tiene una gestión conservadora en la asignación de activos, con objetivo de retorno absoluto, preservación de capital y creación de valor, dentro de un entorno de riesgos controlados”, comenta Luna. “Su objetivo de rentabilidad a medio y largo plazo es obtener el IPC de la zona euro más un diferencial del 2%”.

Desde la gestora atlCapital proponen otro fondo clásico para el perfil conservador: el Carmignac Patrimoine. “Es un fondo mixto flexible y global, con una gran capacidad de adaptarse a las visiones del equipo gestor, que suele tener fuertes convicciones”, explica Félix López, socio director de atlCapital. Aunque su rentabilidad durante los últimos tres años ha sido discreta (del 4,55% de media) “este producto posee uno de los mejores ‘track record’ a largo plazo, y es un producto muy apropiado para un incremento de la volatilidad que creemos viviremos en 2015”.

A pesar de la cautela que se repite en las diferentes casas de análisis sobre lo que puede pasar el próximo ejercicio, la mayoría coincide en que la renta variable será el activo más atractivo. Durante los dos últimos ejercicios, la evolución de la deuda soberana ha sido tan positiva que ha sido la carta predilecta para muchos fondos, pero con los tipos de interés oficiales cercanos al 0%, la opinión general es que la renta fija tiene muy poco recorrido y la recomendación generalizada es buscar fondos mixtos para lograr algo más de rentabilidad.

Una buena alternativa para un inversor moderado que quiera tener algo de renta variable pero no jugarse todo en Bolsa es Standard Life Global Absolute Return Strategies. El fondo aspira a obtener rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado, y una de las características más reseñables es que presenta baja correlación con los activos tradicionales (renta fija y renta variable), lo que lo convierte en un fondo “todoterreno”. Su objetivo de rentabilidad anualizada es de del 5% (sin contar comisiones), en periodos de 3 años. Para ello, el fondo combina estrategias en activos tradicionales como acciones, bonos y divisas, con estrategias más complejas.

“Es un fondo gestionado por un equipo de 40 personas, no por un gestor estrella, y tiene un riguroso proceso de control de riesgos”, explica César Ozaeta, de Abante Asesores. Desde su lanzamiento en 2011 ha cumplido con su objetivo obteniendo un 6,34% anualizado.

También destacan otro producto, surgido a partir de una Sicav: Belgravia Beta. Este sería un fondo adecuado para los inversores que quieran participar de la renta variable pero no quiera asumir una exposición del 100%. El producto, que ha cumplido 15 años con Carlos Cerezo al frente, ha obtenido unos resultados excelentes. El gestor tiene discrecionalidad para decidir el nivel de exposición a Bolsa que quiere mantener en cada momento, en función de su visión de mercados. Además, también cobra especial relevancia la selección de valores. El nivel de exposición media se sitúa alrededor del 50% (aunque la horquilla ha ido del 20% al 80%). Su objetivo es batir en rentabilidad al índice europeo Stoxx 600 con la mitad de volatilidad, algo fundamental en el entorno actual de los mercados. Desde inicio ha conseguido claramente este objetivo, con una rentabilidad anualizada superior al 8,5% y una volatilidad anual cercana al 10%.

Para estos perfiles de inversores intermedios, José María Luna, de Profim, destaca el Nordea - 1 Stable Return. Se trata de un fondo mixto de renta variable cuyo objetivo a medio plazo es ofrecer una rentabilidad positiva, a la vez que se intenta preservar el capital invertido en momentos complicados de mercados. “Este producto aplica un enfoque conservador, y su piedra angular es el control del riesgo, frente a la obtención de una mayor rentabilidad. Su equipo de inversión trata de combinar la rentabilidad esperada, la correlación y la volatilidad de cada clase de activo, para valorar el perfil de riesgo-rentabilidad”, explica Luna. La rentabilidad media anual obtenida durante los últimos tres años ha sido del 7,95%.

Para aquellos inversores más agresivos, a quienes no les importe apostar todo a renta variable, desde Natixis AM proponen un producto que controla al máximo la volatilidad bursátil. El fondo Seeyond Europe Min Variance, selecciona las acciones menos volátiles de Europa, y las menos correlacionadas entre sí. “Esta estrategia permite al inversor controlar el riesgo, a través de una cartera invertida 100% en acciones, pero construida de manera sistemática seleccionando las compañías europeas que ofrecen la menor volatilidad”. Su rendimiento anual medio en los últimos tres ejercicios ha sido del 11,44%.

Por mercados, la mayor parte de los expertos sigue más positiva en Europa que en Estados Unidos. Félix López, de atl Capital, considera una buena opción para estar en renta variable europea el JP Morgan Europe Equity Plus. Es un producto puro de Bolsa, que llega incluso a apalancarse para hacer apuestas fuertes por renta variable. “Europa es nuestra área de inversión preferida para 2015, y este fondo destaca por equipo de gestión, sus datos históricos de rentabilidad [un 20,71% de rentabilidad anualizada, en tres años] y volatilidad controlada frente al índice de referencia”.

Fiscalidad

Bajan los tipos: Con la reforma fiscal, se reducen los tipos aplicados a las rentas del capital y se amplía mucho el tramo intermedio (ahora es de 6.000 a 24.000 euros, y en 2015 irá de 6.000 a 50.000). El tipo mínimo pasará del 21% al 20%, el medio del 25% al 22% y el máximo del 27% al 24% en 2015.

Sin penalización por vender pronto: En 2015 ya no habrá distinción alguna entre ganancias y pérdidas patrimoniales generadas en menos de un año o más de un año. Hasta ahora, las plusvalías generadas en menos de 12 meses estaban penalizadas al tipo marginal.

Los mejores

Renta fija: el mejor fondo para deuda española en 2014 ha sido CX Fondtesoro LP, con un rendimiento del 10,78%.

 Bolsa española: el fondo Kutxaestructurado encabeza el ránking, al haber rentado más de un 16%.

Mixtos: entre los fondos mixtos flexibles destaca Merchfondo, con una evolución de más del 22%.

Materias primas: el fondo BGF World ha rentado más de un 9% durante el ejercicio.