Se prevé un fuerte aumento de beneficios empresariales

Turquía: cautela por los tipos y el año electoral

Simpatizantes del movimiento del predicador islamista Fethullah Gülen muestran banderas turcas ante el Palacio de Justicia de Estambul (Turquía)
Simpatizantes del movimiento del predicador islamista Fethullah Gülen muestran banderas turcas ante el Palacio de Justicia de Estambul (Turquía) EFE

El mercado turco puede ofrecer oportunidades el próximo año, pero los expertos aconsejan mantener una posición prudente. El FMI cree que la economía turca crecerá un 3% el próximo año, pero la elevada inflación, que podría llegar al 7% según el organismo presidido por Cristine Lagarde, y el déficit por cuenta corriente del país invitan a la cautela.Además, en junio del próximo año se celebrarán elecciones en Turquía, factor que puede añadir inestabilidad en los mercados el próximo año.

Entre los nubarrones que oscurecen el futuro de Turquía también se encuentra la esperada subida de tipos de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés), a la que será sensible al igual que otros países emergentes.

Posibilidades de inversión

La subida de tipos de la Reserva Federal estadounidense tendrá notable impacto en la economía turca, según los analistas

Dicho esto, algunos analistas ven alguna oportunidad de inversión. “El descenso de la lira, junto a los recortes de tipos del Banco de Turquía, permitirá a los beneficios empresariales del país crecer al 15%”, explican desde Citi, donde aun así prefieren compañías que generen muchos beneficios en el exterior.

Por su parte, Karine Jesiolowski, especialista sénior de inversiones en UBP, indica que “la actividad de Turquía está determinada por la baja factura del petróleo y la reducción de su cuenta corriente”. En este sentido, AndBank recomienda comprar deuda soberana de Turquía el próximo año.