La banca les da más visibilidad ante la pérdida de atractivo de los depósitos clásicos

Depósitos estructurados: rentan más si sube la Bolsa

Proliferan los depósitos estructurados, que ofrecen más rentabilidad vinculados a índices bursátiles o acciones.
Proliferan los depósitos estructurados, que ofrecen más rentabilidad vinculados a índices bursátiles o acciones.

La decadencia de los depósitos bancarios tradicionales, cuyas rentabilidades han caído en picado en el último año y marcan mínimos históricos por debajo del 1% en todos los plazos -en octubre ofrecieron de media un 0,62% a un año-, está transformando la hucha del ahorro conservador. Los expertos coinciden en que los intereses de los depósitos seguirán bajando en 2015 hasta niveles en torno al 0,3% y 0,5% en los plazos más cortos, debido al escenario de tipos de interés casi al cero. Así, los ahorradores que huyen del riesgo no tendrán más remedio que buscar alternativas si quieren obtener mejores retornos.

La banca es consciente de ello y ya está dando más visibilidad a otro tipo de productos como los depósitos estructurados o combinados. Estos ofrecen mayores rentabilidades que las de las clásicas imposiciones a plazo fijo, pero están sujetas en todo caso a la evolución de acciones, índices bursátiles o condicionados a la inversion en un fondo de inversión.

La mayoría de estos depósitos, que están proliferando en los últimos meses y “seguirán fuertes el año que viene”, según Jacobo Díaz, director de productos e innovación de Bankinter, no tienen riesgo y garantizan el 100% del capital principal. “En el peor de los casos el rendimiento es del 0% y en el mejor pueden llegar a dar entre el 5% y el 10%”, dice.

Una nueva generación de depósitos algo más complejos, que “ofrecen un tipo mínimo y una expectativa de poder obtener una rentabilidad superior a la de los depósitos normales”, señala Ramón Gras, director de productos de particulares de Banco Sabadell. Hay que tener en cuenta las comisiones por cancelación anticipada (en caso de que esté permitida), que como poco son del 1,5%.

Uno de los más rentables del momento es el Depósito Captación 30/70 de Cajamar para dinero nuevo e inversiones mínimas de 3.000 euros. El 30% de la inversión se destina a un depósito clásico a 12 meses que al vencimiento paga un 2%. El otro 70% de la inversión a 36 meses está vinculado a la evolución en Bolsa de Respol, Santander e Inditex. Si, al final del plazo, el valor de las tres acciones de la cesta es igual o superior al del momento de la contratación, se obtiene una rentabilidad máxima anual del 2,75%. De no cumplirse esa condición, el rendimiento mínimo garantizado es del 0,30% TAE. La rentabilidad conjunta es como mucho del 2,65% al año y como poco del 0,51% TAE.

BBVA dispone de dos depósitos vinculados a la Bolsa. El primero, está ligado a la evolución de los títulos de Iberdrola y otras dos empresas europeas de diversos sectores. El cliente puede llegar a conseguir una rentabilidad anual del 1,5% siempre que las acciones se mantengan o suban. Si no, la remuneración es nula. La rentabilidad intermedia se sitúa en el 0,75%. La inversión mínima es de 5.000 euros. Otra opción es el producto referenciado a acciones de Santander, Repsol y Telefónica. Es a tres años y en este caso el interés máximo anual asciende al 2,5%.

Bankinter acaba de lanzar el Depósito Garantizado Digital 17 a dos años que, por un mínimo de 1.000 euros, renta hasta 1,708% TAE si el precio final de las acciones de Repsol y Nestlé es igual o mayor al precio inicial. Si es menor, la rentabilidad se limita al 0,374% TAE.

Banco Mare Nostrum (BMN) cuenta con dos productos. En primer lugar, por un importe mínimo de 10.000 euros, por el 50% de la inversión el cliente recibirá al cabo de un año un 1,40%. Por el otro 50%, al cabo de dos años percibirá un 1,59% TAE si Enagás está igual o por encima de su valor inicial. En segundo lugar, a partir de 5.000 euros, se obtiene al cabo de 18 meses una rentabilidad anual del 1,4% si el valor de Repsol se mantiene o sube. Si no, el interés queda en un 0,1% anual.

Caixabank también cuenta con dos productos. El primero, a un año por un importe mínimo de 3.000 Euros. Si el Ibex se ha mantenido o subido respecto al valor inicial, el interés será del 1,25%. En caso contrario, no habrá remuneración. El segundo, por el mismo importe mínimo y al mismo plazo, está referenciado al euríbor a 12 meses. Pagará un 1,25% anual si a vencimiento el índice es igual o superior al 0,5% (ahora ronda el 0,3%) y el 0,25% si es inferior.

Banco Sabadell tiene el Depósito Ibex Up 18 III a un plazo de 18 meses y una rentabilidad que, a partir de 600 euros, oscila entre el 1,10% anual y el 0,25%, en función de la evolución del Ibex 35.

Openbank, que opera por internet, tiene el Depósito Combinado Inversión Dúo ligado a la inversión en un fondo. Desde 1.500 euros y hasta un máximo de 300.000 euros, el 50% del capital se invierte en un depósito a plazo fijo a 13 meses al 1,40% anual y el otro 50% se invierte en una selección de fondos de inversión. Está permitida la cancelación en cualquier momento, consiguiendo por el depósito un 0,15%, mientras que el fondo se venderá al valor de participación que tenga en ese momento en el mercado.

En oficinadirecta.com, el servicio de Banco online de Banco Popular, anuncian un depósito combinado a 13 meses que destina el 50% de la inversión a un depósito que reporta el 1,55% TAEal cumplir el plazo. El otro 50% se invierte en un fondo comercializado por la entidad.

Banco Finantia Sofinloc (BFS) ofrece un depósito combinado a 12 meses pero para cantidades muy elevadas. 50.000 euros como mínimo se invierten en un depósito que renta el 2,50%, mientras que otros 50.000 euros como poco deben invertirse en un fondo de inversión a escoger entre cinco opciones. Es necesario contratar una cuenta corriente sin gastos.

“Los depósitos estructurados obedecen a la evolución de la demanda de los clientes, ya que permiten aspirar a tipos de interés superiores a los habituales pero a cambio de alargar el plazo de inversión y vincular el rendimiento”, asegura Valero Penón Cabello, director de Ibercaja Gestión. Sin embargo, los depósitos clásicos seguirán teniendo su público y, a juicio de Gras, “se mantendrán para clientes que quieran tranquilidad y su horizonte de inversión sea más corto”.

Todavía se pueden encontrar rentabilidades al 2% TAE, como los que ofrecen ING Direct y Openbank a tres meses o el de Novo Banco a 12 meses para más de 50.000 euros.

Fiscalidad

Hasta 6.000 euros
El tipo impositivo que se aplica bajará del 21% actual al 20% en 2015 y al 19% en 2016.

De 6.000 a 24.000 euros
Se pasa del 25% de 2014 al 22% en 2015 y al 21% en 2016.

De 24.000 a 50.000 euros
Baja del 27% actual al 22% en 2015 y al 21% en 2016.

Más de 50.000 euros.
El tributo cae del 27% al 24% en 2015 y al 23% en 2016.

Los mejores

Cajamar: Ofrece un interés máximo del 2,65% TAE y mínimo del 0,51% TAE.

BBVA: Referenciado a Santander, Repsol y Telefónica con una TAE máxima del 2,5%.

BFS: Garantiza el 2,5% a 12 meses a partir de 50.000 euros y otros 5.000 euros deben invertirse en un fondo.

Bankinter: Renta hasta un 1,708% TAE en dos años en función del comportamiento en Bolsa de Repsol y Nestlé.