La franquicia colombiana Totto invertirá 600.000 euros en España

Una multinacional con más de 500 puntos de venta

La franquicia colombiana Totto invertirá 600.000 euros en España

La franquicia Totto va a destinar 600.000 euros para su expansión en España. La empresa pretende desarrollar su actividad en nuestro país, para lo que ha puesto en marcha una ampliación de capital por valor de 600.000 euros. Totto ha elegido a la sociedad Unconditional Partners para operar en España y ya ha creado una red de tres tiendas propias, además de tener presencia en espacios de El Corte Inglés. Además, la empresa ha lanzado su plataforma de comercio electrónico para adaptarse al mundo digital y ofrecer la posibilidad de comprar vía Internet los productos y recibirlos en el domicilio.

La empresa Totto

Totto es una empresa de origen colombiado que se fundó en el año 1987. Es una de las multinacionales colombianas más importantes a nivel mundial. Totto comercializa moda, en concreto, mochilas, maletas, bolsos, ropa y accesorios, y se preocupan por ofrecer diseños originales, cómodos y versátiles, sin renunciar a la estética. Se definen como una empresa fresca, casual y dinámica y su público objetivo es una persona urbana, espontánea, moderna y con interés por la moda.

Una multinacional que da empleo a 7.000 personas

La compañía cuenta con más 500 puntos de venta repartidos en 22 países diferentes de América y Europa: Aruba, Bahamas, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Saint Marteen, Trinidad y Tobago, y Venezuela. Totto da trabajo a más de 7.000 personas entre 7 franquicias, distribuidores, proveedores y empleados.

Valores y filosofía

La empresa colombiana destaca como principales valores en su filosofía la innovación, porque buscan la mejor manera de hacer las cosas; la lealtad, porque son empresa comprometida con los clientes, ya también con sus colaboradores e inversores; la honestidad, porque se declaran íntegros y justos; responsabilidad, porque cumplen con las obligaciones y usan correctamente los recursos de los que disponen; humildad, por su respeto y cordialidad y la constancia porque son perseverantes en los objetivos que se marcan y las acciones para conseguirlo.