Debate abierto en la entidad y el FROB

Bankia podría devolver el dinero de la OPV en acciones o en capital

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla. EFEArchivo
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla. EFE/Archivo EFE

El debate está servido entre los accionistas de Bankia que acudieron a su OPV en julio de 2011, como en el seno de la propia entidad y de su principal accionista, el FROB. ¿Hay qué devolver el dinero de las acciones de la OPVa los inversores antes de que la Audiencia Nacional se pronuncie y evitar un mayor crispamiento de la sociedad? O ¿se debe esperar el fallo de la Audiencia Nacional que puede tardar más de un año y rechazar la devolución? Estas son algunas de las preguntas abiertas que se hacen en estos días todos los actuales implicados en buscar una solución que cause el menor perjuicio posible a los titulares de acciones de Bankia.

 En caso de que finalmente BFA-Bankia tenga que devolver los 3.100 millones de euros que captó en su salida a Bolsa, el grupo tiene claro que sería a través de su matriz, BFA, que cuenta con un excedente de capital de 6.000 millones. Pero la vía en la que se haría esta devolución tampoco está tan clara en la entidad. No descartan, de hecho, que se haga tanto en caja, como con acciones de la actual Bankia, como sucedió con la devolución de los ahorros de los preferentistas.

N+1 ha limitado a 246 millones el riesgo máximo de pago que afrontaría Bankia derivado de las demandas judiciales por la venta de acciones por la OPV. La firma recoge la posibilidad de que se siga la fórmula de las participaciones preferentes, en la que las compensaciones las abona sobre todo BFA. El informe se ha publicado un día después de que el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, mantuviera una reunión con analistas.

Para reforzar el argumento de que estas demandas no tendrían apenas impacto en la situación financiera de la entidad, N+1 entiende que la vía más adecuada para afrontar el eventual pago sería que BFA se hiciera cargo de todo o la mayoría y que lo realizara a través de la entrega de acciones de Bankia. N+1 espera que Bankia cierre el año con un beneficio de 917 millones. Morgan Stanley también ha publicado un informe, en el que, además, prevé que Bankia abone un dividendo en 2015 con un pay-out del 25%, equivalente a 0,023 euros por acción.