Las entidades asociadas a la patronal ganan un 31,2% más en España

La AEB prevé que los bancos vuelvan a rentabilidades del 10% en dos años

GRA287. MADRID, 17122014.- El secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Juan Pablo Villasante, durante la durante la presentación de resultados de los bancos españoles hasta septiembre, en la que asegurado que los resultados obtenidos en las pruebas realizadas por el Banco Central Europeo (BCE) "ratifican la calidad, la transparencia y el rigor de la información pública de las entidades españolas". EFEJavier Lizón
GRA287. MADRID, 17/12/2014.- El secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Juan Pablo Villasante, durante la durante la presentación de resultados de los bancos españoles hasta septiembre, en la que asegurado que los resultados obtenidos en las pruebas realizadas por el Banco Central Europeo (BCE) "ratifican la calidad, la transparencia y el rigor de la información pública de las entidades españolas". EFE/Javier Lizón EFE

Los bancos españoles dan carpetazo a la crisis financiera, tras ganar 7.449 millones de euros hasta septiembre, un 11% más que un año antes, y un 31,2% si solo se analizan las ganancias obtenidas en el país. El secretario general de la AEB, Pedro Pablo Villasante, aseguró ayer que la banca podrá elevar su rentabilidad hasta el 10% entre 2016 y 2017.

Los bancos españoles asociados a la AEB ganaron entre enero y septiembre 7.449 millones de euros, un 11,1 % más que un año antes, lo que ha permitido al secretario general de la patronal a asegurar que de esta forma se consolida la recuperación y se deja atrás la crisis financiera, aunque todavía persisten riesgos procedentes del exterior. Los resultados bancarios “han pasado ya el punto de inflexión”, afirmó.

Pese a ello, estos resultados consolidados, y en los que se incluyen los beneficios de las filiales internacionales de los grandes bancos, siguen siendo inferiores en conjunto a los alcanzados en 2007 solo por Santander, quien ese año ganó 9.060 millones de euros.

Los datos de la AEB no incluyen Abanca, entidad resultante de la fusión de las cajas gallegas, que se integró a finales de junio de 2014 tras su fusión con Etcheverría.

Si únicamente se toman los resultados de los bancos en su operativa en España las ganancias pasan a ser de 4.069 millones de euros, con un crecimiento del 31,2%. Esta mejora del resultado se debe principalmente al buen comportamiento del resultado de operaciones financieras en un 23,5%, y por la contención de los gastos de explotación, que se reducen en un 1,7%. A ello se suma también la caída en un 20,2% de las dotaciones y provisiones, tras sumar 7.284 millones de euros, aunque esta partida representa todavía el 60% del margen de explotación.

Estas cuentas “moderadas”, explicó Villasante, se han producido en un entorno poco propicio para la actividad bancaria, por el débil crecimiento de la economía y la caída generalizada de los tipos de interés. Aunque España está ahora “en un entorno económico y financiero mucho más benigno” y hay ya una clara mejoría de la economía, Villasante advirtió sobre algunos obstáculos en el camino, como la debilidad de grandes economías de la zona del euro como Francia e Italia, reacias a emprender reformas “como las que ha llevado a cabo España”, o riesgos geopolíticos externos a Europa.

España tiene pendientes además algunos ajustes, como reducir el elevado desempleo y el también muy elevado endeudamiento público y privado.

En cuanto al crédito, el directivo explicó que la actividad crediticia está resurgiendo, ya que en los bancos “hay deseo” de dar créditos y “empieza a haber actividad”. Pese a ello, el crédito a la clientela creció hasta septiembre un 4% si se analizan los resultados consolidados (incluidas las filiales internacionales), pero si solo se observa España desciende el 3,4%.

Villasante también confía en que la mejora de la economía y la estabilización del entorno financiero conlleven una subida de la rentabilidad del sector de los bancos. Cree que la rentabilidad de las entidades españolas se aproximarán al 10%, cuando al cierre de septiembre el ROE fue del 5,88%. Villasante manifestó que se trata de un objetivo a alcanzar entre 2016 y 2017, y para ello las entidades “están haciendo todos sus esfuerzos porque tienen que competir y aspirar a estos objetivos de retornos sobre inversión”. Mientras, en el lado contrario, ocho bancos cerraron el tercer trimestre del año en números rojos y perdieron de forma conjunta 146,96 millones de euros, aunque, si se comparan con los del año anterior, las pérdidas se han reducido un 69%.

Villasante coincide con las declaraciones de los responsables de Bankia y de CaixaBank, quienes consideran que aún se producirán más fusiones en España. El ejecutivo de la AEB aseguró que en un futuro próximo puede haber operaciones de consolidación, con oportunidades de compras y fusiones “dentro y fuera de nuestras fronteras” y también como consecuencia del interés de entidades extranjeras por bancos españoles. “Todo es competencia” y los bancos españoles “ya no sólo compiten entre ellos, sino que el mercado es hoy la zona del euro donde no hay duda de que existen oportunidades”, declaró.

Y una vez reconocido esto ya se trata de ver “quién está interesado en quién, porque no hay duda de que se puede dar un desarrollo futuro de mayor consolidación” ya que los bancos europeos compiten “en pie de igualdad”.

Hacia la fusión de las patronales CECA, AEB y Unacc

El secretario general de la AEB fue ayer más claro que en otras ocasiones cuando se le pregunto sobre una posible fusión de las tres patronales del sistema financiero español –AEB, CECA y Unacc–. Aseguró que puede que los convenios colectivos que ahora se van a comenzar a negociar sean los últimos individuales, para pasar en cuatro año a un desarrollo común, explicó. Y añadió que “estamos abiertos y una fusión se produciría cuando las dos patronales quieran”, aunque tampoco descartó la unión de las tres. El directivo también afirmó que la AEB está abierta a recibir nuevos socios, como ha sucedido con el banco cabecera de Cajamar, que ha entrado en esta patronal y ha dejado Unacc, aunque las cuentas individulas de las 19 cajas rurales que integran este banco no están en la AEB. Abanca también está en la AEB, aunque mantiene también su cuota en CECA.