Dos de cada cinco franquicias no forman al franquiciado

Es importante que se supla la falta de experiencia con unos ciertos conocimientos para que la actividad empresarial sea un éxito

Dos de cada cinco franquicias no forman al franquiciado

Todo emprendedor debe contar con unos conocimientos previos antes de poner en marcha una actividad empresarial. En muchas ocasiones la falta de experiencia se subsana con la formación, pero un Estudio de satisfacción del franquiciado realizado por la consultora Barbadillo y Asociados desvela que dos de cada cinco franquicias no forma al franquiciado a la hora de abrir un establecimiento. Esto puede condenar al emprendedor al fracaso.

Es importante que se le faciliten una serie de conocimientos para que sepa cómo actuar ante determinadas situaciones y su negocio triunfe. Las franquicias además deberían valorar otros aspectos como su imagen, ya que el cierre de cualquier tienda franquiciada les dejaría en mal lugar. Lo adecuado es que se les dé una formación inicial para que todas las unidades de la franquicia operen de la misma manera y desarrollen la actividad correctamente.

Según la encuesta realizada por esta consultora, el año pasado el 61,4% recibió formación, mientras que el resto, el 38,6% admite que la formación recibida para llevar a cabo la actividad fue poco profunda, insuficiente o escasamente especializada. Consideran que se deberían haber orientado más en cómo constituir una empresa o en técnicas de venta, sobre todo para aquellos que no tenían experiencia anterior en este campo. También existen quejas por la falta de información sobre la gama de productos o que se centraban demasiado en algunas líneas en detrimento de otras que también se comercializan.

Hay que decir que de este 38,6% que no recibió la formación más adecuada, un 80% de ellos reclamaron más formación a lo estipulado en el contrato y desde la franquicia no se puso ningún impedimento. Además esto no tuvo ningún coste para el franquiciado. El 20% restante tuvo que formarse por sus propios medios cometiendo una serie de errores que se habrían evitado en el caso de recibir las indicaciones precisas por parte de la central.

Es preciso que desde el primer momento el franquiciado se sienta arropado. Sólo un 10% de los encuestados se sintió poco ayudado, un 24,1% sintió un respaldo aceptable, mientras que el 65,9% restante admite que recibió un buen apoyo. Nadie asegura haber recibido un apoyo nulo en los principios.