Margarita Alfonsel, secretaria general de la patronal Fenin

“Trabajamos para reducir el impacto de la subida del IVA”

Apunta a que el futuro del sector de tecnología sanitaria pasa por poner en valor su capacidad para contribuir a la sostenibilidad del sistema de salud

“Trabajamos para reducir el impacto de la subida del IVA”

La patronal Fenin (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria) tiene varios frentes abiertos: deuda de las Administraciones, falta de renovación de los equipos de diagnóstico y una subida del IVA desde el 11% al 21% en 2015 para los productos sanitarios. Margarita Alfonsel, licenciada en Farmacia, es desde 2002 la secretaria general de Fenin.

Pregunta. ¿Cómo afecta la subida del IVA al sector?

respuesta. Sin duda, la subida de 11 puntos en el tipo impositivo tendrá repercusiones en la capacidad de compra de las comunidades autónomas. Desde Fenin estimamos que esta medida producirá un impacto de alrededor de 400 millones de euros. Para intentar minimizarlo, llevamos trabajando más de un año muy estrechamente con la Administración, con el ánimo de conseguir que el tipo reducido se mantenga en el mayor número posible de productos sanitarios y que las empresas y las entidades compradoras conozcan los términos en los que ha de interpretarse la aplicación del IVA.

P. ¿En qué puede afectar la obsolescencia de los equipos a los pacientes?

r. Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos hoy es al notable incremento de la obsolescencia del parque tecnológico, una situación de la que venimos alertando desde 2008. Alrededor del 30% de los equipos de diagnóstico, monitorización y terapia en los hospitales de las distintas comunidades puede considerarse obsoleto. Afortunadamente, el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, a instancias del Ministerio de Hacienda, tiene previsto aprobar un plan de choque para la renovación de los aparatos tecnológicos de los hospitales.

P. ¿Cómo valora el futuro del sector en España?

r. El futuro del sector de tecnología sanitaria pasa por poner en valor su capacidad para contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario y la gestión coste-efectiva de los recursos disponibles. Para ello, es necesario consensuar un sistema que premie e incentive la innovación del sector, garantizando la incorporación de los productos y soluciones con agilidad y facilitando el acceso equitativo a todos los pacientes.

P. ¿Qué demanda hacen a la Administración?

r. Nuestra petición sería que se reconozca el valor de la innovación tecnológica y que las Administraciones no actúen en términos puramente economicistas, justificando esta visión por la necesidad de establecer un férreo control del gasto. Se ve a la tecnología como una commodity y asistimos a procesos de compra centralizada donde el valor de la innovación queda relegado, cuando la verdadera revolución del sistema viene de la mano del desarrollo tecnológico y su impacto en los procesos asistenciales y clínicos.