La petrolera canadiense confirma las negociaciones

El consejo de Repsol estudia la compra de la petrolera Talisman

La operación asciende a unos 8.000 millones de dólares

El presidente de Repsol, Antoni Brufau.
El presidente de Repsol, Antoni Brufau. EFE

La compañía petrolera canadiense Talisman ha confirmado hoy que está en negociaciones con la empresa española Repsol en relación a “una transacción corporativa”.

 Talisman, quien indicó que no hará más comentarios sobre las conversaciones, señaló en un comunicado que “ha sido contactada por otros con respecto a varias transacciones”, sin especificar las compañías o las propuestas presentadas.

Por su parte, el consejo de Repsol ha remitido un hecho relevante a la Comisión Nacional española del Mercado de Valores (CNMV) en el que asegura que estudia esta tarde la adquisición de la totalidad del capital social de Talisman Energy Inc.

El viernes pasado medios de comunicación británicos afirmaron que Repsol negocia la adquisición de Talisman en la ciudad canadiense de Calgary, donde se encuentra la sede de la compañía.

Explicaron que el objetivo es conseguir un acuerdo antes de que finalice el año y que Repsol ha ofrecido entre 6 y 8 dólares canadienses (entre 5,1 y 6,9 dólares estadounidenses) por acción de Talisman.

El precio global de la transacción podría situarse en 8.000 millones de dólares estadounidenses. El jueves, los títulos de Talisman cerraron a 4,3 dólares canadienses por acción, pero el viernes, tras la aparición de las primeras informaciones sobre el interés de Repsol en la compañía canadiense, el valor de los títulos se disparó un 18%. Este lunes, las acciones Talisman se disparan un más de un 16% en la Bolsa de Canadá.

Talisman explota pozos petrolíferos y de gas en Norteamérica y Colombia, así como en la región de Asia-Pacífico.

Medios de comunicación canadienses apuntan que el principal obstáculo en las negociaciones entre Repsol y Talisman son los activos que la compañía norteamericana tiene en el Atlántico Norte junto con la china Sinopec y que han provocado numerosos problemas de explotación.

Repsol había anunciado su intención de adquirir activos en exploración y producción de hidrocarburos, después de obtener la compensación por la expropiación de YPF y desprenderse de la participación que todavía tenía en la petrolera argentina.